Por decreto del Presidente de la República de 8 de enero de 2015 y a propuesta de Fleur Pellerin, Ministra de Cultura y Comunicación, Stéphane Braunschweig es nombrado director del Teatro Nacional de la Colline, en renovación de su mandato, a partir del 16 de enero de 2015.

Desde su nombramiento en 2010, Stéphane Braunschweig ha llevado a cabo un proyecto de apertura, contribuyendo a la evolución del teatro de la Colline mediante la consideración de una dimensión que explora simultáneamente los textos contemporáneos y su escritura escénica. También ha concedido gran importancia a los jóvenes artistas. En el plano internacional, hizo descubrir la obra y el trabajo de directores extranjeros acogiendo sus producciones en lengua original y confiándoles puestas en escena con actores franceses.

Este segundo mandato de tres años permitirá a Stéphane Braunschweig profundizar su proyecto para la Colina iniciado en 2010: un teatro destinado a la creación teatral contemporánea, a la emergencia de nuevas escrituras tanto textuales como escénicas, con una atención puesta por una parte a los jóvenes artistas y a los colectivos que a menudo les acompañan, y por otra a artistas con itinerarios importantes y que continente de ser innovadores.

Seguirá asociando a artistas a lo largo de varias temporadas, y dedicará gran parte de su acción a apoyar proyectos de compañías independientes.

Bajo su dirección, el Théâtre de la Colline también seguirá desarrollando proyectos piloto en materia de educación artística.