Rémy Kolpa Kopoul nos deja prematuramente, a la edad de 66 años. La voz de un gran portavoz de las músicas del mundo, amasado de cultura brasileña, se calló.

Era un hombre de radio con pasión comunicativa, un animador inolvidable que supo formar el oído de los oyentes de France Musique, de Radio 7 y, por supuesto, de Radio Nova, de la que era el protagonista iluminado.

Talento sin fronteras como las músicas que servía, «RKK» se ilustró también como periodista en el diario Libération. Creador de numerosos reportajes y revistas para la televisión, quería que la música estuviera en la vida de las personas. Para él, programar un gran festival como el Nice Jazz festival era tan importante como hacer bailar la salsa en La Coupole. Bajo su última gorra de «disc jockey», fue al encuentro de un público cada vez más curioso y conocedor. Murió en Brest, donde un concierto benéfico debía celebrar la música de Brasil.

Mis pensamientos están con su familia y sus seres queridos.