Con motivo del Consejo de Ministros franco-alemán celebrado en Berlín el 31 de marzo de 2015, Fleur Pellerin, Ministra de Cultura y Comunicación, firmó con Heiko Maas, Ministra de Justicia y Protección de los Consumidores de la República de Alemania, una declaración conjunta sobre derechos de autor. 

 

Adoptada con el fin de establecer posiciones comunes que Francia y Alemania defiendan conjuntamente ante las autoridades europeas y sus socios europeos en el marco de la reforma del derecho de autor iniciada por la Comisión Europea, esta declaración pone de manifiesto la convergencia de opiniones de los dos Estados sobre esta cuestión. 

 

Los dos Ministros subrayan en particular que el derecho de autor debe promoverse como base de la actividad creativa y que debe desempeñar un papel clave para estimular la diversidad cultural, la creatividad y la innovación. Detallan ocho principios que los guiarán en los debates europeos, en primer lugar la remuneración de los creadores, la necesidad de tener en cuenta los modelos económicos de las industrias culturales y creativas, cuya importancia es central para la economía europea, y el acceso a las obras aprovechando los recursos digitales.

 

Fleur Pellerin profundiza así una intensa cooperación con Alemania, marcada por un desplazamiento con motivo de la Berlinale para entregar el premio literario franco-alemán Franz Hessel el 9 de febrero y por un viaje conjunto al Parlamento Europeo el 3 de marzo con Monika Grutters, delegada federal para la cultura y los medios de comunicación. 

 

Este diálogo franco-alemán se alimenta de las relaciones fecundas entre las sociedades civiles, en particular con el relanzamiento el pasado 21 de marzo en París del Alto Consejo Cultural franco-alemán, que, bajo la dirección de Catherine Trautmann y de Thomas Ostermeier, trabaja sobre los derechos de autor y la mejora de la integración de la cultura en las políticas europeas.