Acaba de concluir la importante campaña de restauración de las vidrieras de la Santa Capilla, dirigida por el Centro de Monumentos Nacionales (CMN), operador patrimonial de referencia del Ministerio de Cultura y Comunicación.
Fleur Pellerin celebró en la Sainte-Chapelle este miércoles 20 de mayo el final de esta notable obra iniciada en 2008. La Ministra rindió homenaje a todos los participantes en esta importante operación y rindió homenaje a los oficios artísticos que han permitido la restauración de las siete vidrieras del flanco norte, de las mamposterías que las rodean y las superan, del arcángel y de la gran rosa occidental. La Ministra también ha querido agradecer a las Fundaciones VELUX su patrocinio excepcional a escala europea que ha hecho posible este vasto proyecto.
El CMN asumió la dirección de obra de este astillero, que movilizó 9 millones de euros.

Obra maestra del gótico radiante, la Sainte-Chapelle fue construida entre 1242 y 1248 por Luis IX, futuro San Luis, en el corazón del palacio de la Cité para servir de escenario a las reliquias de la Pasión de Cristo, y en particular la Corona de Espinas. Sus vidrieras forman un conjunto único compuesto por 1113 escenas figuradas.

 La campaña que acaba de concluir, realizada bajo la dirección del arquitecto jefe de los monumentos históricos Christophe Bottineau, se centró en:

- las bayas de San Juan el Evangelista y la Infancia de Cristo, de Isaías y del Árbol de Jesé, así como del Libro de los Jueces, de 2009 a 2010,

- las bayas del Libro de Josué y la del Libro de los Números, de 2010 a 2013,

- las bayas del Éxodo y del Génesis, de 2013 a 2014.

Este trabajo siguió a la restauración realizada entre 1970 y 1986 en las vidrieras del flanco sur de la Sainte-Chapelle, luego entre 1999 y 2007 en las bahías del coro.

Para completar esta importante campaña de restauración, el CMN procedió también a la restauración de la rosa occidental. Sus vidrieras fueron depositadas en marzo de 2014. Su descanso, previsto para diciembre de 2014, se ha aplazado hasta la primavera de 2015 con el fin de integrar los últimos aportes de la investigación científica. En efecto, el sistema inicial de colocación ha sido recuperado, ha podido ser restituido, contribuyendo a devolver a las vidrieras su legibilidad y luminosidad originales.

El conjunto de las vidrieras también se benefició de un proceso de conservación preventiva con la realización y la colocación de un dosel de doblaje protector.

Con motivo del final de esta gran campaña de restauración, el Centro de Monumentos Nacionales invita al público a descubrir o redescubrir la Santa Capilla. Los próximos 20, 21, 22 y 23 de mayo, encuentros, noches gratuitas o visitas específicas están en el programa para celebrar la belleza recuperada de estas vidrieras de excepción.

 

El CMN en pocas palabras

Sitios arqueológicos de Glanum y Carnac, abadías de Montmajour y del Mont-Saint-Michel, castillos de If y de Azay-le-Rideau, dominio nacional de Saint-Cloud, Arc de triomphe o villa Savoye, constituyen algunos de los 98 monumentos nacionales, propiedades del Estado confiadas al Centro de Monumentos Nacionales.

Primer operador público francés cultural y turístico con cerca de 9,5 millones de visitantes al año, el Centro de Monumentos Nacionales conserva y abre a la visita monumentos excepcionales, así como sus parques y jardines. Ilustran, con su diversidad, la riqueza del patrimonio francés.

Basándose en una política tarifaria adaptada, el CMN facilita el descubrimiento del patrimonio monumental para todos los públicos. Su funcionamiento se basa en un 85 % en sus recursos propios procedentes, en particular, de la frecuentación, de los alquileres de espacios o del mecenazgo. Basado en un sistema de igualación, el Centro de Monumentos Nacionales es un actor de solidaridad patrimonial. Los monumentos beneficiarios permiten la realización de acciones culturales y científicas en el conjunto de la red.

Tras la apertura al público del Fuerte de Brégançon en 2014, el CMN presenta en 2015 la villa Cavrois restaurada y prepara la apertura para la visita del Hotel de la Marina en 2017.