Los medios de comunicación de proximidad y los medios ciudadanos son actores esenciales de la democracia. Informan lo más cerca posible de las realidades cotidianas. Exploran nuevas formas editoriales. Llevan la palabra de los habitantes y la hacen oír. Trabajan en los territorios y dan todo su sentido al principio de «vivir juntos».

A pesar del saber hacer y del compromiso de quienes dedican toda su energía a mantenerlos vivos, ninguno de estos medios podría existir sin un apoyo público decidido.

Convencida de la necesidad de su desarrollo en todos los territorios, pero también para permitirles ser cada vez más reconocidos como medios de comunicación de pleno derecho, Fleur Pellerin decidió lanzar una convocatoria de proyectos excepcional ante todos los actores interesados.

Fleur Pellerin reunió a una treintena de estos medios ciudadanos el martes 14 de abril de 2015 para presentarles los detalles de esta convocatoria de proyectos y para definir con ellos las bases de un diálogo regular con el Ministerio de Cultura y Comunicación. Dotado con 1 millón de euros, debe permitir apoyar todas las iniciativas editoriales o digitales que puedan acercar estos medios a las nuevas expectativas de sus públicos; favorecer la producción de una información de calidad; hacer participar a los habitantes en la producción de sus programas; favorecer las cooperaciones entre los medios asociativos y los medios locales tradicionales, France Bleu, France 3 o la prensa escrita regional. Esta convocatoria de proyectos debe finalmente permitir al público más amplio familiarizarse con la práctica periodística y participar así en la educación sobre la información y la libertad de expresión, que Fleur Pellerin desea que sean accesibles a todos.

Además de esta ayuda sin precedentes que estará disponible a partir de este verano, Fleur Pellerin declaró su voluntad de establecer un dispositivo de apoyo perenne tomando como modelo el Fondo de Apoyo a la Expresión Radiofónica (FSER) que permite desde hace más de treinta años a cerca de 650 radios asociativas realizar un formidable trabajo en todo el territorio. Deseo que este fondo se amplíe a todos los que trabajan en otros soportes, web, TV, prensa escrita, redes sociales. Es a la vez una cuestión de pluralismo y de creación de un vivero de innovaciones editoriales. En este momento en que los mensajes de odio se difunden por Internet, estoy convencida de que es también una manera de luchar eficazmente, gracias a las mejores herramientas de la democracia, contra el populismo digital. »