Del 30 de noviembre al 4 de diciembre se celebra en Windoek (Namibia) la décima reunión del Comité intergubernamental del patrimonio cultural inmaterial. Con motivo de esta reunión se examinó la candidatura de la Fiesta del Fuego del solsticio de verano en los Pirineos, elaborada conjuntamente por Andorra, España y Francia. Esta fiesta constituye el decimocuarto elemento del patrimonio cultural inmaterial de Francia inscrito en la UNESCO, después de las Ostentions limousines y el Gwoka de Guadalupe.

 

La Fiesta del Fuego del solsticio de verano tiene lugar en los Pirineos cada año en la misma noche, cuando el sol está en su cenit. Al caer la noche, los habitantes de diferentes pueblos y ciudades llevan antorchas desde la cima de las montañas para quemar hogueras de construcción tradicional. Para los jóvenes, el descenso de la montaña significa el paso de la adolescencia a la edad adulta. Estas festividades se consideran un momento propicio para la creación de vínculos sociales y el fortalecimiento de los sentimientos de pertenencia, identidad y continuidad, a través de celebraciones que incluyen bailes folclóricos y comidas comunales.

 

La Ministra celebra en particular la excelente colaboración entre los portadores de tradiciones y las administraciones culturales de los tres países interesados. Esta colaboración ha permitido presentar un expediente de calidad, tanto en el plano científico como en términos de participación de las comunidades.

 

En 2016, Francia presentará la candidatura del carnaval de Granville.