El Premio Medici fue otorgado a Nathalie Azoulai por A Titus no le gustaba Berenice, editado en P.O.L.

En su última novela, Nathalie Azoulai revisita con mucha inteligencia, sutil erudición, espíritu y sensibilidad la tragedia racial. Se descubre una Berenice de hoy abandonada por un moderno Titus. Para aliviar su pena, se dirige entonces a su hermana del Gran Siglo, aquella cuyo dolor Racine ha inmortalizado de alguna manera.

Esto dará lugar a una bellísima meditación sobre la lengua, sobre esta «otra dimensión» que permite a las palabras decir lo indecible, sobre el doble misterio de su poder de evocación y de la extraordinaria capacidad de un hombre, Raíz, para decir la pasión amorosa, tal como puede vivirla e incluso sufrirla una mujer.

A Titus no le gustaba BerenicePero a nosotros nos gusta el hermoso libro de Natalie Azoulai.