Con motivo de la adopción por la Comisión Europea de su plan de acción sobre la modernización del derecho de autor y de un proyecto de reglamento sobre la portabilidad del acceso a las obras este miércoles 9 de diciembre, Fleur PELLERIN, Ministra de Cultura y Comunicación, y Harlem DESIR, Secretario de Estado de Asuntos Europeos, recuerdan su compromiso de defender, a escala europea, la creación, la diversidad cultural y una justa remuneración de los creadores.

 

La Comunicación de la Comisión Europea representa un avance en su visión del derecho de autor. Los Ministros se felicitan de que la Comisión se comprometa a tratar el papel de los grandes actores del sector digital para permitir una mejor distribución del valor de la creación. Apoyan el anuncio de acciones rápidas para hacer respetar los derechos de autor, apuntando a las empresas que obtienen beneficios de la piratería.

 

Los Ministros observan, por otra parte, que el objetivo del Reglamento sobre la portabilidad del acceso a las obras podría permitir a los ciudadanos europeos, durante sus desplazamientos por Europa, seguir beneficiándose de las suscripciones y el acceso en línea suscritos en su país de residencia. Francia velará por que esta portabilidad se garantice de manera efectiva para los desplazamientos temporales sin poner en tela de juicio el principio fundamental de la explotación de los derechos de autor en cada Estado miembro que constituye el núcleo de la financiación de la creación y de la diversidad cultural. Esta misma preocupación deberá guiar las reflexiones relativas a la revisión de la directiva «cable y satélite», ya que las normas de territorialidad garantizan la perennidad de la financiación de la creación.

 

Fleur PELLERIN y Harlem DESIR estarán especialmente atentos a que las acciones emprendidas por la Comisión reflejen una verdadera ambición para la cultura en Europa. También velarán por que esta iniciativa de revisión de la Directiva sobre derechos de autor no sea un pretexto para una extensión incontrolada de las excepciones perjudiciales a la creación en Europa. En particular, se opondrán a toda impugnación del mecanismo de remuneración por copia privada, que constituye un elemento esencial del modelo europeo de derechos de autor.

 

Los creadores podrán contar con la movilización de Fleur PELLERIN y Harlem DESIR para velar por que se preserven los sistemas de remuneración de la creación.