Con motivo de los 3e Encuentros nacionales de la librería (Lille, 21-22 de junio de 2015), realizados en presencia de Fleur Pellerin, el Ministerio de Cultura y Comunicación comunica, en colaboración con TNS Sofres, los resultados de su barómetro anual sobre las compras de libros,

 

Realizado en un panel representativo de 3000 personas de 15 años o más, este barómetro cubre el conjunto de las compras de libros efectuadas por estas personas, ya se trate de libros impresos (nuevos o de segunda mano) o de libros digitales, Comprados en tiendas, en línea o por correo, excepto para la compra de libros de texto y enciclopedias.

 

Un mercado en ligero retroceso en 2014, a pesar de la progresión de la oportunidad y del digital

 

En 2014, las compras de libros de los franceses disminuyeron ligeramente con respecto a 2013: -0,6% en valor y -0,7% en volumen.

 

Sin embargo, estas cifras ocultan evoluciones divergentes de las diferentes formas de compra:

 

• el mercado del libro impreso nuevo (92 % del mercado global en valor) experimenta un retroceso algo más marcado del -1,4 % en valor y del -1,7 % en volumen;

 

• mientras que el mercado del libro impreso de segunda mano y, sobre todo, el del libro digital, están en progresión:

 

- con un aumento del +6,0 % de las compras en valor (+3,0 % en volumen), el mercado de libros de segunda mano representa el 6 % del mercado global en valor (14 % en volumen);

 

- con un aumento de las compras sensiblemente mayor (+18 % en valor, +13 % en volumen), el libro digital representa actualmente cerca del 2,3 % del mercado global en valor (2,8 % en volumen).

 

 

Los lugares de compra: una aparente estabilidad que oculta algunas evoluciones notables

 

Con unos pocos puntos, la distribución por valor de las compras de libros impresos nuevos es idéntica a la de 2013: a partes iguales (22% cada uno), el conjunto «librerías y casas de la prensa» y la red de grandes superficies culturales siguen siendo los primeros circuitos de compra de libros, por delante de las grandes superficies no especializadas (grandes superficies alimentarias y sus espacios culturales, 19,5%), las ventas por internet (todas las redes, 18,5%) y, más adelante, el circuito VPC/clubes (14,5%).

 

Sin embargo, esta aparente estabilidad oculta algunos avances notables:

 

• si las ventas por internet y las librerías ganan cada una 0,5 puntos de cuota de mercado en valor, esta evolución se inscribe en tendencias muy diferentes:

 

- en el caso de las ventas por Internet, esta progresión de medio punto señala una desaceleración sensible con respecto a los años anteriores (en torno a +1,5 puntos de cuota de mercado anual, por término medio, entre 2008 y 2013)

- por el contrario, para las librerías independientes (excepto las casas de la prensa y las librerías-papelerías) cuya cuota de mercado se estancaba en torno al 18 % desde 2008, este aumento de medio punto demuestra la vitalidad de un circuito cuyo declive inexorable se anuncia regularmente;

 

• tras una década de retroceso continuo, cabe destacar también la estabilización de la cuota de mercado del circuito de las casas de la prensa y de las librerías-papelerías, que, como en 2012 y 2013, representa el 3,5 % de las compras en valor.

 

 

Las ventas por internet: un circuito concentrado

Tanto en volumen como en valor, los tres principales vendedores en línea representan más del 80% de las compras en línea (en todas las redes, incluidas las ventas en línea de los clubes). Sin embargo, ninguno de estos tres vendedores representa más del 50 % de las compras. Los resultados del barómetro de 2014 no indican un aumento de la concentración de las adquisiciones.

 

 

Los precios

Al igual que en 2013, el precio medio de los libros comprados asciende a 10,00 €: 11,10 € para los libros impresos nuevos, 4,30 € para los libros impresos de segunda mano y 8,10 € para los libros digitales.

Cabe destacar la gran estabilidad a largo plazo del precio medio de los libros nuevos adquiridos: en 2014, este precio es incluso ligeramente inferior a lo que era entre 2000 y 2010, cuando, según el grupo TNS Sofres, había oscilado en un estrecho túnel comprendido entre 11,25 € y 11,60 €.

 

 

Los compradores

Con un 53 % de la población francesa de 15 años o más, la proporción de compradores de libros permanece globalmente estable: el 51 % compró al menos un libro nuevo en 2014 (-1 punto), el 10 % un libro usado (estable) y el 3,0 % un libro digital (+0,4 puntos).

Los compradores de libros digitales, en su gran mayoría (86 %), son también compradores de libros impresos. La minoría de los «exclusivos digitales» representa el 0,8 % de los compradores de libros.

En términos de intensidad de las prácticas de compra, el mercado del libro nuevo no parece excesivamente concentrado: si el núcleo de los «grandes compradores» (12 libros nuevos al año y más), que representan el 23% de los compradores (12% de la población francesa)más de la mitad de las compras (60% en volumen y 55% en valor), la categoría de los «compradores medios» (5 a 11 libras al año, 31% de los compradores) representa también una parte muy sustancial del mercado (28% en volumen, 30% en valor).

Por último, como elemento alentador para las librerías, el barómetro indica que en 2014, al igual que en 2013, las librerías son el primer circuito de compras de libros para los 15/24 años para sus compras de libros, a diferencia de la generación de los 25/49 años, que les prefieren grandes superficies especializadas y la compra en línea.