René Burri nos dejó el 20 de octubre, tenía 81 años.

A los 13 años, ya fotografiaba a Winston Churchill de visita en Zurich... Unos años más y René Burri se impondría como uno de los más grandes fotoreporteros de su generación.

Si su retrato de Che Guevara ha dado la vuelta al mundo y permanece en todas las memorias, René Burri habrá sabido también captar lo que había de más íntimo en la personalidad de los grandes artistas de su tiempo: Picasso, Giacometti, Tinguely, Klein o su compatriota Le Corbusier...

Miembro de la agencia Magnum desde 1959, René Burri no era solo un fotógrafo de actualidad que sabe como ningún otro capturar el momento crucial que hace las fotografías más memorables. También le gustaba, y sobre todo, trabajar a largo plazo, producir largas series para comprender cada vez mejor su tema. Hoy nos deja más de 30.000 fotografías, testimonios preciosos sobre la mayoría de los grandes acontecimientos que han marcado la historia mundial de estos cincuenta años. La obra de un fotoperiodista ejemplar que también era un gran artista.