Con motivo de este acontecimiento marcado por la firma de un acuerdo que precisa las modalidades de aplicación del nuevo contrato y del decreto que extiende sus disposiciones al conjunto del sector, Fleur Pellerin elogió la movilización y el esfuerzo colectivo de negociación que han llevado a esta reforma.
La ministra declaró: La reforma del contrato editorial marca una reforma del derecho de autor tal como no la habíamos experimentado desde hace más de cincuenta años. Esto demuestra que el derecho de autor es flexible, capaz de adaptarse a los grandes cambios de nuestro tiempo. También demuestra que Francia está a la vanguardia de la defensa de los derechos de autor. Es la promesa de estas innovaciones que llevaré a Bruselas contra aquellos que desean el desmantelamiento del marco que protege lo que tenemos de más valioso - la creación. »
La Ministra también acogió con satisfacción el establecimiento de «nuevas reglas del juego: más justas, más modernas y más simples que rijan el contrato de edición, que reforzarán la transparencia de las relaciones contractuales necesaria para construir una relación de confianza entre los autores y sus editores».
Fleur Pellerin también expresó toda su atención a la situación económica de los autores. En particular, la Ministra subrayó que el desarrollo de la tecnología digital no puede hacerse a expensas de la remuneración de los autores. Por último, aseguró que no se emprendería ninguna reforma del sistema de protección social de los autores sin una amplia consulta previa a las organizaciones profesionales interesadas.
París, 10 de diciembre de 2014