El Festival Internacional del Cómic de Angulema y el Jurado presidido este año por el dibujante Willem han coronado Come prima por Alfred (Delcourt) del Fauve d'or del Mejor álbum. Aurélie Filippetti saluda el talento de este autor, que nos cuenta un road movie de Francia a Italia, rica en giros y encuentros de dos hermanos revueltos que van a rendir un último homenaje a su padre fallecido. Este álbum de colores impresionantes ofrece escenas y ambientes hermosos.

Por su 41eme edición, el Gran Premio fue otorgado al autor Bill Watterson, por su obra Calvin y Hobbes, su comic strip Publicado de 1985 a 1995 (Hachette luego Hors Collection), una serie con dos personajes, un niño de 6 años y un tigre de peluche, llevando los nombres de dos famosos filósofos... Aurélie Filippetti quiere saludar también a los otros dos finalistas, el japonés Katsuhiro Otomo por su saga post nuclear Akira y el británico Alan Moore para Watchmen.

Entre los numerosos premios otorgados, el Festival concedió el Premio Especial del Jurado a la líder del BD israelí, Rutu Modan por La propiedad (Hechos Sur BD) un relato lleno de emoción sobre el regreso de una anciana acompañada de su nieta a Varsovia para recuperar un bien expoliado por los nazis, y el Premio del Público a Chloe Cruchaudet por Mala clase (Delcourt) que nos arrastra a la historia de un hombre traumatizado por el frente y la Primera Guerra Mundial, desertado y disfrazado de mujer, encuentra a su mujer y frecuenta el bosque de Boulogne.

A través de este Festival que también rindió homenaje a los 50 años de Mafalda del argentino Quino, Aurélie Filippetti quiere rendir homenaje a todo el dinamismo y el talento de los actores del sector del cómic - autores, dibujantes, guionistas, editores, libreros - recompensados diariamente por el público y todos los amantes del 9eme Arte y que participan en la excelencia francesa en materia de cultura y creación.