Felicito calurosamente a Marc Lambron, que acaba de ser elegido a la Academia francesa para ocupar la cátedra de François Jacob, premio Nobel de Medicina.

 

Los Inmortales expresaron su deseo de acoger a una personalidad fascinante porque múltiple: a la vez enarca, consejero de Estado y agregado de letras; a la vez apasionado de literatura y de rock; a la vez escritor, crítico literario en Le Point y cronista en Madame Figaro y miembro del Consejo de las Artes y las Letras.

 

Pero es sin duda al novelista a quien han ido sus votos.

Desde sus comienzos radiantes, a la edad de treinta años, con «L'impromptu de Madrid», donde encontramos un tono cercano al de Paul Morand, nos ha dado numerosas novelas, como «1941» o «Los mentirosos». Y es sin duda también a su último, conmovedor relato de luto, «Tú no has cambiado tanto», que los Inmortales han pensado.