Éric de Chassey, director de la Villa Medici, entregó un informe sobre la reforma de las residencias en la Academia de Francia en Roma - Villa Medici a Aurélie Filippetti, ministra de Cultura y Comunicación, que le había pedido que le presentara propuestas para la modernización de esta misión esencial de la institución.

Este informe sintetiza los trabajos de una comisión constituida por personalidades francesas, italianas e internacionales: responsables de residencia, directores de centros de enseñanza superior de creación, antiguos pensionistas y pensionistas de la Villa Medici, miembros de su consejo de administración. Reafirma el carácter específico y excepcional de la Academia de Francia en Roma - Villa Medici y el lugar central de la misión de acogida de pensionistas y residentes en sus diferentes misiones. Propone que se adapte mejor a las necesidades y expectativas de los residentes y de los residentes, que se valore y difunda su estancia y que se modernice la organización administrativa de la residencia; en un contexto internacional que ha evolucionado profundamente desde su creación en 1666 y su última reforma de envergadura, en 1971.

El nombre del establecimiento - Academia de Francia en Roma - sirve de guía para la reforma.

Se trata, en efecto, de reforzar su carácter de Academia, es decir, de lugar de formación para los artistas e investigadores seleccionados. En la quincena de internos, artistas e investigadores contratados por una larga duración tras un concurso difícil y provistos de un título prestigioso que testimonia la larga historia del establecimiento y del compromiso de la nación en favor de la creación y de la investigación libres, se añadirán a partir de ahora, para estancias de uno a algunos meses, ganadores de los centros de enseñanza superior del Ministerio de Cultura y Comunicación. Cada promoción de residentes será acompañada por un profesor invitado de estatura internacional indiscutible, distinguido cada año por el Ministro de Cultura y Comunicación a propuesta del jurado del concurso.

Se trata, por otra parte, de garantizar la plena conexión en red internacional de los pensionistas y residentes. La estancia en Roma de artistas e investigadores sigue encontrando su razón de ser en la posibilidad de una relación viva con una historia larga y compleja. Hay que adaptarla al hecho de que Roma ya no es solamente la ciudad central de la antigüedad y del Renacimiento, sino también la del Tratado de Roma, ciudad situada en el corazón de Europa. La Villa Medici debe ser más que nunca un establecimiento excepcional a la vez francés y europeo, multi-conectado con el resto del mundo.

La voluntad de hacer entrar plenamente a la Academia de Francia en Roma en el siglo XXI ha llevado a la comisión a identificar ocho orientaciones que permitirán renovar la institución aprovechando plenamente su arraigo en una larga historia. Todas ellas se aplicarán.
Detalles de las orientaciones propuestas por la comisión:
 
A. Crear las condiciones para una verdadera inserción de los residentes en las redes contemporáneas de creación e investigación
1 - Vincular la Academia de Francia en Roma a la red de centros de enseñanza superior de la creación, de la teoría y de la historia de las artes, con el fin de favorecer la acogida de jóvenes creadores al final de sus estudios, franceses e internacionales, en el marco de itinerarios cualificados, en todas las disciplinas de la creación y de la investigación sobre la creación, para revalorizar la dimensión de escuela, presente en los orígenes de la Academia de Francia en Roma.
2 - Valorizar y difundir la estancia en la Academia de Francia en Roma, garantizando al mismo tiempo el retorno a la Nación de los esfuerzos realizados por los artistas e investigadores de este establecimiento; especialmente mediante la organización de manifestaciones colectivas pluridisciplinarias y el compromiso de los residentes y antiguos residentes de mencionar esta calidad en cualquier documento público durante un período contractual.
 
B. MODERNIZACIÓN Y APERTURA DE LAS RESIDENCIAS A NUEVAS POSIBILIDADES
3 - Diversificar los tipos de residencia y de estancia, en función de las edades y de las disciplinas, para permitir una mejor adecuación a las condiciones actuales de la creación y de la formación, organizándolas en torno a un intercambio de experiencias.
4 - Reforzar la apertura de las disciplinas acogidas centrando éstas en la noción de creación de una obra (conjunto original y personal de realizaciones, que se inscriben en la duración) y acogiendo todas las disciplinas dedicadas a la investigación y a la reflexión sobre la creación, más allá de la historia del arte, en el conjunto de las disciplinas de las ciencias humanas.
5 - Reforzar el criterio de excelencia de las contrataciones, en particular mediante una mejor comunicación de las posibilidades ofrecidas y una internacionalización más amplia, manteniendo al mismo tiempo el criterio de dominio de la lengua francesa (lengua común de la Villa Médicis).
 
C. MODERNIZAR LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA DE LA RESIDENCIA
6 - Reestructurar la remuneración de los pensionistas sin modificar su importe para tener más en cuenta las trayectorias profesionales de cada uno.
7 - Mejorar el acompañamiento de los residentes y su acogida, en particular estableciendo puestos permanentes y exclusivos de encargados de los residentes.
8 - Establecer un estatuto jurídico de los residentes y residentes de la Academia de Francia en Roma, que establezca los derechos y obligaciones mutuos de los residentes y del establecimiento.