La decisión del Consejo Constitucional relativa a la ley de finanzas rectificativa 2013 valida la ampliación del impuesto sobre los servicios de televisión a los ingresos de publicidad de la televisión de puesta al día: se trata de una medida importante de adaptación a la era digital de las tasas asignadas al fondo de apoyo al cine, al audiovisual y al multimedia y un paso más en la aplicación del Acta II de la excepción cultural.
El Ministerio de Cultura y Comunicación toma nota de la censura parcial de una de las modalidades de contabilización de estos ingresos - cuando son recaudados por terceros.
El Gobierno presentará una nueva redacción al Parlamento, para garantizar que el dispositivo siga siendo neutral en cuanto a las opciones de organización comercial y administrativa de los deudores.