Aurélie Filippetti, ministra de Cultura y Comunicación, inaugurará el 23 de mayo de 2013 El desafío del sol de Gérard Garouste en el dominio nacional de Saint-Cloud. Esta escultura monumental, que establece un diálogo fecundo entre el arte contemporáneo y el patrimonio, pertenece ahora a las colecciones del Centro Nacional de Artes Plásticas. Tiene lugar en una de las mayores zonas históricas del Estado administrada por el Centro de Monumentos Nacionales.

La instalación se inscribe en el marco de la décima edición de Rendez-vous aux jardins, sobre el tema del jardín y de sus creadores, que tendrá lugar los días 31 de mayo, 1 y 2 de junio próximos y de las celebraciones del cuarto centenario del nacimiento de André Le Nôtre, genio creador del parque de Saint-Cloud. El arte de la escultura jugó un papel importante en los jardines de Le Nôtre: la acogida en este lugar patrimonial de la obra de Gérard Garouste continúa esta tradición.

«El desafío del sol», escultura de bronce de casi cuatro metros de altura, se sitúa junto a la cuenca de San Juan; representa a dos personajes nacidos de un sueño, «El clásico y el indio» retomando el tema, desarrollado por Nietzsche de la dualidad del apolíneo y del dionisíaco. El Clásico confundido con el sol que está en el lado de la luz, del orden y de la lógica; el Indio en el lado de las astucias del alcohol, de la libertad vaga de la imaginación y de los esguinces a la lógica.

Gérard Garouste, explica al dominio de Saint-Cloud, como en Versalles, todo está muy organizado. Me gusta mucho el rigor de las formas en el clasicismo. Y aquí, de repente, en este orden y jerarquía aparece una sorpresa, un poco de locura. El dominio de Saint-Cloud corresponde en realidad más a mi estado de ánimo por su lado bucólico. Me siento más cómodo en este entorno, junto a la cuenca de San Juan que me gusta mucho... Finalmente tengo mucha suerte de instalar esta escultura»

Gérard Garouste ha rediseñado su obra para que los personajes, antes lejanos, dialogaran ahora juntos y se coloquen en una estructura circular de seis metros de diámetro. El trabajo de diseño y refundición se realizó en colaboración con el fundidor Régis Bocquel.

La Ministra de Cultura y Comunicación desea con esta instalación testimoniar su interés por los parques y jardines y la creación contemporánea. Reafirma así su voluntad de comprometer los monumentos históricos en una verdadera dinámica cultural y de hacer accesibles a todos los públicos las obras de los más grandes creadores, hayan nacido hace cuatrocientos años o desempeñen un papel predominante en la creación artística actual.