André Bay nos dejó el 14 de enero. Tenía 96 años.

Director literario de las ediciones Stock durante casi cuarenta años, creó «La Cosmopolite», esta magnífica colección de literatura extranjera que permitió al público francés descubrir o conocer mejor a grandes escritores, de Carson McCullers a Jorge Amado pasando por Joyce Carol Oates, Anaïs Nin, Isaac Bashevis Singer o incluso Karen Blixen.

André Bay era también uno de los mejores conocedores de la literatura inglesa. Se le debe la primera publicación en francés de la obra maestra de Francis Scott Fitzgerald, «Ternura es la noche».

Sus traducciones de Lewis Carroll, de Robert Louis Stevenson, de Mark Twain o incluso de Katherine Mansfield, siguen siendo modelos del género. No son sólo obra de un erudito, sino también de un novelista capaz de servir a los autores que admiraba y con los que, más allá de las fronteras de la lengua, compartía un mismo amor por la escritura.