Ivan Cloulas acaba de desaparecer a la edad de 80 años. Perdemos a un notable historiador y uno de los mejores especialistas del Renacimiento.  Su talento como escritor, pero también su arte de la evocación oral, su proyección personal, le habían hecho un historiador buscado de los medios y muy apreciado por el gran público.

Nos ha dado magníficas obras sobre las grandes familias italianas como Les Borgia, recientemente reeditado, o Catherine de Médicis, así como interesantes biografías de Laurent le Magnifique, Jules II, o Diane de Poitiers.

Archivista paleógrafo, había llevado también una brillante carrera en la administración de la cultura: sucesivamente como director de los Archivos departamentales del Eure, encargado del servicio informático en los Archivos Nacionales y luego encargado de la sección antigua de los Archivos Nacionales.

A la vez historiador y constructor, sabiendo abrazar las mutaciones de su tiempo, sirvió de manera brillante, eficaz y apasionada la causa de los archivos al servicio de la historia.