La ministra de Cultura y Comunicación, Aurélie Filippetti, y su homólogo palestino, Anwar Abu Eisheh, firmaron hoy un acuerdo de coproducción cinematográfica en la calle de Valois.
Los territorios palestinos cuentan con destacados cineastas, entre ellos Elia Suleiman, premiado en los festivales de Cannes y Venecia, así como una nueva ola de jóvenes realizadores muy activos tanto en la ficción como en el documental.
Desde hace unos quince años, numerosas películas palestinas han sido apoyadas por el Fondo Sur Cine o más recientemente por la Ayuda a los cines del mundo; es el caso de Palestina Stereo de Rashid Masharawi, seleccionado este año en el festival de Toronto.
Al permitir a las películas coproducidas acceder al conjunto de los dispositivos de apoyo, tanto en Francia como en los Territorios palestinos, el acuerdo facilitará el montaje financiero de coproducciones bilaterales que implican una cooperación en los planos artístico y técnico.
La cuota del coproductor minoritario será como mínimo del 20%, pero, por derogación, podrá reducirse al 10% tras el acuerdo de las autoridades de ambas partes teniendo en cuenta las colaboraciones artísticas y técnicas de cada uno de los coproductores.
El acuerdo alcanzado hoy incluye, por otra parte, disposiciones destinadas a fomentar iniciativas comunes en los ámbitos de la formación en los oficios del cine, la educación a la imagen, el intercambio de conocimientos entre profesionales, la distribución y difusión de las obras, así como la conservación del patrimonio cinematográfico.
Para Francia, se trata del 54 acuerdo de coproducción internacional.
El año pasado, de los 279 largometrajes aprobados por el Centre national du cinéma et de l'image animée (CNC), 129 fueron objeto de una coproducción oficial con uno o varios países extranjeros.