Aurélie FILIPPETTI, Ministra de Cultura y Comunicación, Bernard CAZENEUVE, Ministro delegado ante el Ministro de Economía y Finanzas, encargado del Presupuesto, y Fleur PELLERIN, Ministra delegada ante el Ministro de Recuperación Productiva, encargada de Pequeñas y Medianas Empresas, Innovación y Economía Digital, se congratulan de la votación de la Asamblea Nacional que permite reforzar el crédito fiscal para videojuegos (CIJV) y saludan «la movilización de la representación nacional para situar a Francia en el pelotón de las grandes naciones del videojuego. »
Los Ministros agradecen en particular a los signatarios de las enmiendas relativas a la reforma del CIJV, que comparten su objetivo de «hacer triunfar el videojuego made in France» reforzando un sector de excelencia hoy muy debilitado.
Para Aurélie FILIPPETTI, Bernard CAZENEUVE y Fleur PELLERIN, esta reforma permitirá «Frenar la verdadera hemorragia de las empresas y de los empleos del sector del videojuego francés en Canadá y en los Estados Unidos gracias a las herramientas fiscales de estos países: en cinco años, Francia ha perdido más del 50 % de los empleos de su sector. »
La reforma del CIJV había sido identificada como una prioridad por el grupo de trabajo sobre videojuegos, iniciado por los dos ministros el pasado mes de abril, que reunía a representantes de los ministerios y de los principales industriales del sector.
El Gobierno ha incluido una primera etapa de esta reforma en el proyecto de ley de finanzas rectificativa (PLFR), que permite ampliar el plazo de obtención de la autorización definitiva de 36 a 72 meses, para adaptar el dispositivo a los tiempos de producción de las nuevas consolas de juegos al coste de desarrollo superior a 10 millones de euros.
La Asamblea Nacional aprobó ayer otros dos capítulos de esta reforma, destinados a apoyar los nuevos mercados de juegos sociales y móviles de bajo presupuesto, un segmento en el que Francia está muy bien situada, y a estimular el desarrollo de los juegos «AAA», que son los juegos con el presupuesto creativo más alto.
Para Aurélie FILIPPETTI, Bernard CAZENEUVE y Fleur PELLERIN, esta reforma permitirá mantener, pero también crear, y hacer volver empleos en el sector de los videojuegos en Francia. Conquistaremos nuevas cuotas de mercado y fortaleceremos nuestra capacidad de innovación. ¡Nos pondremos a la vanguardia del sector de los videojuegos y nos quedaremos allí! »