Lengua de Francia de pleno derecho, junto con las 75 lenguas regionales o no territoriales que contribuyen a la pluralidad lingüística de Francia, la lengua de signos francesa es a la vez un vector de acceso a la cultura y un medio de expresión artística.

En este año de conmemoración nacional del tricentenario del nacimiento del creador de la lengua de señas, el Abad de la Espada (1712-1789), la Ministra de Cultura y Comunicación, junto con el Presidente de la Federación Nacional de Sordos de Francia, Philippe Boyer, a reconocer el trabajo de los numerosos actores implicados en la participación de los sordos y sordos en la vida cultural. 

En la primera fila de ellos se sitúa Emmanuelle Laborit que, al frente del International Visual Theatre, anima una estructura única, a la vez lugar de creación artística y escuela de lengua de señas.

La Ministra ha querido reconocer la ejemplaridad de su compromiso y la eficacia de su acción al entregarle las insignias de oficial en la Orden de las Artes y las Letras.