Emmanuel Guibert gana el Gran Premio de la crítica de cómic por «La infancia de Alan», publicado por la editorial L'Association. Me alegra vivamente esta elección que distingue a un maravilloso dibujante y a un maestro de la biografía gráfica. Después de «La guerra de Alan», que contaba en tres volúmenes el periplo de un joven soldado durante la segunda guerra mundial, se descubre con emoción el país donde tuvo lugar su infancia, la California del sur de preguerra. Emmanuel Guibert, con la fuerza del talento y de la amistad, supo hacer oír la voz hoy apagada del «verdadero» Allan, «un hombre todo radiante de su pasado».

Saludo también el trabajo de descubrimiento y acompañamiento de la editorial L'Association, hoy distinguida por este premio que ponía en competición más de cuatro mil novedades publicadas en el espacio francófono.