El próximo 13 de enero conoceremos a los ganadores del 70

 

 Golden Globes: hay un gran talento francés en competición y estoy muy contento.

Deseo desear buena suerte a Marion Cotillard, que compite por el Globo de Oro a la mejor actriz por su interpretación en la película de Jacques Audiard, «De rouille et d'os» que después de «La môme» en 2008 podría conseguir un segundo trofeo.

Mi aliento se dirige también calurosamente a Alexandre Desplat, nombrado por su composición musical de la película «Argo», así como a los realizadores Jacques Audiard, Olivier Nakache y Eric Toledano, cuyas películas «De óxido y hueso» y «Intocables»se enfrentan en la categoría de mejor película en lengua extranjera, al lado de una ilustre coproducción austro-franco-alemana «Amour» de Michel Haneke, aureolada de su reciente Palma de Oro.

Me alegro de esta señal fuerte en favor de nuestros autores y artistas y de que nuestro cine, con su diversidad y vitalidad, se exporte con dinamismo y entusiasmo.