Discurso de Frédéric Mitterrand, ministro de Cultura y Comunicación, pronunciado con motivo de la ceremonia de remisedes insignias de Chevalier en el orden de las Artes y las Letras en Maryse Hoair, Catherine Chane-Kune, Béatrice Binoche, Lolita Monga,Fabienne Redt, y Wilhiam Zitte

Querida Maryse Hoair:
Si una palabra debe resumir su trayectoria, es la palabra de continuidad y de
fidelidad. Bibliotecario de formación, que acompañó a la aparición
de un nuevo servicio descentralizado del Estado desde la creación de la DRAC de
la Reunión en 1982. Habéis conocido los tiempos heroicos, los
balbuceos, cuando este servicio del Estado aún no se había afirmado
como interlocutor de los operadores culturales y de los artistas
Reunión. ¡Cuánto camino hemos recorrido desde entonces! En esta aventura de
30 años, usted fue por «saltos y juegos» para reanudar la
bonita expresión de Montaigne en Les Essais, manifestando su
disponibilidad y compromiso en temas muy variados, desde la
redacción de órdenes de protección de los monumentos históricos
comunicación, desde la formación de los agentes hasta la gestión del personal. A
todas las etapas del desarrollo de la Dirección Regional de Asuntos
culturales, han demostrado abnegación y responsabilidad
y ha demostrado su sentido del servicio público.

Después del terrible incendio que destruyó casi todos los locales de la
DRAC en enero de 1999, usted asumió, en un contexto difícil, la
responsabilidad de los servicios financieros, reconstituyendo en los mejores
plazos los archivos de los asuntos generales y la contabilidad. Se olvida demasiado
a menudo las carreras públicas deben inscribirse en una continuidad
y en una memoria del Estado, que habéis sabido encarnar en
funciones, con rigor, discreción pero también diplomacia. Se
Secretario General de la DRAC, ha aprovechado su experiencia y
sus cualidades al servicio de la adaptación y modernización de las misiones
del Estado, especialmente en los territorios ultramarinos. He hecho de ello una prioridad
de mi acción, liberando créditos suplementarios hasta un 7
millones de euros para el año 2010, prorrogados para el ejercicio
2011. Estoy seguro de que el nuevo Director Regional de Asuntos
cultural de la Reunión, Sr. Marc Nouschi, se beneficiará de usted
de una colaboradora experimentada, con muy buen conocimiento
de la institución que sabrá inscribir la acción voluntarista del Estado en el
diario de los actores culturales de Reunión.

Desde hace varios años estoy convencido de que Ultramar constituye
el territorio metropolitano un verdadero laboratorio, un crisol de experimentos.
Por su historia social y cultural, los territorios ultramarinos nos
enriquecen el potencial de la diversidad cultural en el
desarrollo de una sociedad, en particular mediante la
de expresión innovadora, fruto de mestizajes y encuentros compartidos.
Sin la acción atenta y metódica de los funcionarios de nuestros servicios
desconcentrados, estas ambiciones no podrían ver la luz y la partición
de conjunto quedaría privada de sus intérpretes. A través de vosotros, a ellos
quiero rendir homenaje hoy y decir cuánto, lejos de la metrópoli,
mantienen los lazos de confianza y reconocimiento que unen
mi ministerio y los actores culturales de ultramar.

Su trayectoria como funcionario, que ha sabido mezclar continuidad y sentido de
la adaptación, traduce esta exigencia, indispensable en una época en que los
prácticas artísticas y culturales evolucionan muy rápidamente, donde la promoción de
que el gran poeta Edouard Glissant llama la «poética de los diversos»
se convierte en una cuestión central para servir a la ambición de una República de
diversidades. También, querida Maryse Hoair, en nombre de la República Francesa
Caballeros en el orden de las artes y las letras.

Querida Catherine Chane-Kune:
Su formación como jurista en derecho público señala su compromiso con la
concepto de servicio público; su especialización en las sociedades del océano
indio da testimonio de su sincero y profundo apego a su isla. De
hecho, es lógico que desde sus inicios profesionales, usted
dedique sus competencias al Consejo General de la Reunión.

Aún estudiante, se le encarga una misión al Director
general adjunto al Consejo General. Usted hace sus primeras armas en
los servicios administrativos y financieros, lo que le permite hoy
conocer todos los engranajes de esta colectividad histórica. Es una
historia de veinte años que os une a la colectividad presidida hoy
por la señora Nassimah Dindar, que es una fiel administradora, a
la experiencia consolidada.

Pero luego busca conciliar su trabajo con su interés por
la historia y la cultura de la Reunión. Se orienta hacia puestos
movilizando sus «afinidades electivas», en primer lugar como responsable del
Servicio de Educación, luego como asistente del director de Cultura,
por último, como directora de promoción cultural y deportiva en el Consejo
general de la Reunión.

Ha llevado a cabo proyectos de gran envergadura que han modificado profundamente el
paisaje cultural de la isla. Desde la década de 2000, usted ha conducido los
grandes obras culturales como la restauración del Lazaret de la Grande
Chalupa, la creación de la Iconoteca histórica y digital del Océano
Indio, la organización del concurso Célimeno, que premia las creaciones
plásticas de las mujeres de la isla, o la puesta en práctica de la exposición
histórico «Mientras tanto» sobre la Reunión de los años 50 y 60. Estos
proyectos demuestran su compromiso inquebrantable para la valorización de
la cultura de la Reunión.

No ignoro que su trabajo permitió a la exposición «La Pérouse»
la concesión del Sello de Interés Nacional por parte de mi ministerio. Una vez más, su acción
demuestra la necesidad de mantener el diálogo con los diferentes
socios, el Estado, por supuesto, pero también los artistas, los conservadores, el
público, con el fin de proponer una oferta cultural accesible al mayor
número.
Son mujeres y hombres como usted que permiten a estos
departamentos de Ultramar para afirmar su singularidad, especificidad, mientras que
desarrollando una política de apertura al mundo, como lo demuestra
el libro publicado en 2008, cuya publicación usted dirigió,

La interculturalidad en la Isla de la Reunión. Preocupada por valorizar la diversidad
y las culturas presentes en la isla, no habéis dejado de hacer vivir el
crisol reunido.

Su trayectoria refleja perfectamente la idea que tengo de las misiones
culturales de servicio público que deben defender un patrimonio,
herencia, pero que también deben preguntarse por las
condiciones de transmisión de dicho patrimonio, en particular a la edad del
digital. Las políticas públicas de la cultura hoy son
inseparables de estas dos dimensiones: deben ser gestoras y
visionarios. Su trayectoria me parece testimonio de esta doble
exigencia. La creación de la Iconoteca es un ejemplo y la obra
alrededor del centro cultural de Château Morange muestra lo mucho que
seguir trabajando para integrar la cultura en el horizonte de la vida cotidiana.
No habéis cesado, en vuestras diferentes misiones, de hacer dialogar
las identidades y el ideal universalista, las culturas locales y el legado republicano,
especialmente con ocasión de las grandes manifestaciones y de los grandes
aniversarios a los que usted ha contribuido. Pienso en el 150 aniversario
de la abolición de la esclavitud (1998), con la figura admirable de Víctor
Schoelcher; pienso en la semana del laicismo en 2005; pienso finalmente en
el Año Europeo del Diálogo Intercultural en 2008.

Por todo esto, querida Catherine Chane-Kune, en nombre de la República
Francesa, le hacemos caballero en la Orden de las Artes y las
Lettres.

Querida Beatrice Binoche:
Usted es una pionera y una mujer de desafíos: lugar de creación y
difusión artística, el espacio Gounod, extensa galería, es una perla rara.
Usted es la única galería en la isla y como tal una brújula y un
punto de referencia para muchos artistas y artistas plásticos de Reunión, pero
también del Océano Índico. En 2007, usted instaló su galería en Saint-
Denis, ayudando a irradiar y dar a conocer a los artistas
de la Reunión, incluidos Jack Beng Thi, Gabrielle Mangliou y Wilhiam
Zitte, que tendré el placer de distinguir en un momento. Traducción de su
compromiso con los artistas, su galería se ha beneficiado de una
formidable escaparate en 2009, con motivo de JoburgArt Fair, la Feria
internacional de arte contemporáneo de Johannesburgo. En esta ocasión, usted
ha dado a conocer a un amplio público africano los artistas que defiende
con pasión. Varios han firmado contratos con importantes galerías
africanos, otros han encontrado residencias: hay un signo de
apertura hacia otros horizontes y de un estrecho vínculo entre la isla y su
entorno cultural africano. Por su compromiso, usted ha construido
los puentes que hacen de la Reunión un cruce de influencias y una tierra
de apertura, ofreciendo a la escena artística salidas internacionales.
En enero de 2010, como parte de la temporada francesa en la India, Hola
India», organizada por lo que todavía era Culturesfrance, usted tiene
contribuido a exponer artistas originarios de la Reunión en Nueva Delhi,
pero también en la región de Madras y Bombay. Relacionado con
mi Ministerio, con el Consejo Regional, el Consejo General y
la ciudad de Saint Denis, que ayudó a abrir las puertas de
el océano Índico y abrir la isla al mundo emergente.

Usted tiene, lo sé, la pasión de la transmisión: usted anima
encuentros regulares con los escolares y los públicos menos iniciados
para dar a conocer mejor el arte y los artistas que acoge. Sé
cuánto usted está apegada a la educación artística y a esta mirada
instruido», indispensable para quien quiere entrar en la complejidad y la
singularidad de un proceso de creación. Preocupada por ayudar a los
profesionales, fortalecer los vínculos de los artistas con la escena
internacional, que ha hecho de su galería un lugar de ebullición y
un verdadero cruce, con la preocupación constante de sensibilizar y levantar las
prevenciones. Muchos saben aquí, el espacio Gounod sostiene tanto el
«territorio de las maravillas» y de la «linterna mágica»: hace entrar la
belleza en lo cotidiano al mismo tiempo que transfigura la mirada de
muchos visitantes. Y casi se puede decir que cada uno de sus
manifestaciones y exposiciones también es esperado por algunos en Saint-Denis
que las salidas al terreno de un famoso Reunión de la capital, yo
El jugador de fútbol Guillaume Hoarau.

Todo el mundo lo sabe aquí, en ausencia de lugar de exposición para el Fondo Regional
arte contemporáneo (FRAC) creado en 2007, que ha desempeñado un papel de
motor y foco radiante entre los coleccionistas, los públicos, los
instituciones para dar a conocer la vitalidad de la escena artística
reunionesa.

También, querida Beatrice Binoche, por su compromiso con los
artistas de la Reunión, por la pasión que ha puesto en el
valor y la difusión del arte contemporáneo, por su agudo sentido del
profesionalismo en el mercado del arte, en nombre de la
República Francesa, le hacemos caballero en el orden de las artes y
cartas.

Querida Lolita Monga:
Un verdadero desastre esta isla, pero me gustaría haber nacido en ningún otro lugar
que aquí». Este extracto de Saroyaze (1999) dice bastante su personalidad y su
carácter. Escritora, actriz, directora, eres la primera
Reunionese a dirigir un Centro Dramático Nacional, y esto desde 2007.
Ha estudiado teatro en Lyon, donde reside durante ocho años y donde
se forma antes de volver a la isla. Se crea la
compañía Acto 3 implantada en el teatro «Les Bambous» de San Pedro.
Escritura, talleres, escenificaciones se suceden donde se mezclan sus raíces y
sus universos imaginarios, poesía de la vida cotidiana y cuentos de hadas, como
de esta Venus Hottentote - de su verdadero nombre Sarah Baartman - mujer
negra, arrancada de Sudáfrica, mujer de formas desmesuradas,
exhibida y «diseccionada» de París a Londres, humillada hasta la muerte.

Fuerte en sus convicciones, se enfrenta a una humanidad que se complace en
un deseo inhumano, explora las sombras de nuestra historia. En
Venus, erase una vez significa ahora, por su puesta en escena toda
de poesía, logra afrontar un tema grave, movilizando la memoria
con una gracia poética. A esta figura Nelson Mandela, entonces
Presidente de Sudáfrica, ofreció en 2001 un funeral nacional.

En 2007, fue nombrada directora del Théâtre du Grand
Mercado/Centro Dramático del Océano Índico, junto al actor y
director de escena Pascal Papani. Es el reconocimiento de su carrera
al servicio de la escritura teatral y de la escena, hecha de encuentros y
complicidades, en particular el inclasificable e iconoclasta Jacques Rebotier.

Ofreciendo una programación exigente, usted también tiene la preocupación de
transmitir y sensibilizar a los públicos del mañana: usted anima
talleres de teatro en la escuela, que trabajan con los
asociaciones culturales. Atenta a la escritura contemporánea, animas
seminarios de investigación en la Universidad de la Reunión y del Océano
indio. En este Gran mercado que es un verdadero lugar de encuentro y
brechas, su compromiso y su tenacidad han creado un
diálogo social propicio al trabajo y a la creación, han permitido al público
encontrar el camino del teatro, abrirlo a los autores y a las escrituras -
poéticos - de todos los orígenes. Su indiscutible
éxito me ha llevado a volver a su cargo - esta vez
sola! - para el período 2011-2013 con el deseo de inscribirse de forma sostenible
el Centro dramático en el paisaje cultural, en un diálogo reforzado
con los socios locales, pero también con los lugares de producción y
creación en metrópolis.

Su actividad como dramaturgo y escritor ha sido distinguida por varios
becas del Centro Nacional del Libro (2005) y del Centro Nacional del
Teatro, fue alimentado por residencias - especialmente en Limoges, en
el marco del festival de las Francofonías - que han hecho nacer un diálogo
constante entre el suelo de la Reunión y los universos literarios que te tienen
inspirado, de André Breton a Henri Michaux. En busca de la huella, de la
trazas del pasado, haces dialogar a tus personajes con el presente.

Admiradora de los contrastes a la manera de Caravaggio, su escritura sutil
mezcla en un mismo movimiento la grandeza y la bajeza, la sexualidad y
la eternidad, en un balanceo permanente entre un pasado que
El autor de Kabaré Faham. la
mar, la madre, el amargo (2002), es también una amante de las palabras y la
locura convulsiva de la lengua - su encuentro con Valeria Novarina está allí
tal vez no extranjero. Te gusta hacer de sus textos y sus diseños
escena de los «paseos del deseo sobre el futuro insensato que nos acecha»
para retomar las palabras del coro en Saroyaze. A vosotros, lo que
llama al «país lejano» puede ser un infierno al gusto de Paradise,
título de su último proyecto creado, aquí mismo, hace unas semanas
(2011).

Además, querida Lolita Monga, porque tienes más de quince años
fue una de las almas vivas del teatro en la Reunión, porque
supo hacer soplar un viento de libertad y de poesía sobre el teatro, en nombre de la
República Francesa, le hacemos caballero en el orden de las artes y
cartas.

Querida Fabienne Redt:
Me complace especialmente rendir hoy homenaje a la
de las raras personalidades, que por su generosidad, su determinación y su
inventiva ha sensibilizado a la isla de La Reunión desde hace siete años al
séptimo arte. El Festival de Cine de La Reunión, es este lugar de
encuentros para todos aquellos que aman el cine y que tienen a
transmitir un patrimonio y educar a la imagen. Quiero saludar en ti
una presidenta cálida, exigente y atenta, que ha conseguido hacer de
este encuentro, llevado por primera vez por una asociación de voluntarios, una
verdadera institución reconocida e identificada por los profesionales.

Usted hace su debut en la prensa escrita en París antes de convertirse en
independiente en Radio Reunión, y luego asegurar la comunicación de un hotel de
lujo de la costa oeste de la isla. Es organizando el estreno de una película
y el encuentro con un actor que veis, con estupor, ante
una habitación medio vacía, la falta de sensibilidad al séptimo arte y más
especialmente a la creación cinematográfica que entonces reinaba en la isla.

En 2005, usted está por lo tanto a la iniciativa de un festival que lleva un doble
ambición: promover los primeros y segundos largometrajes de
directores franceses, y dar a la Reunión el gusto del cine. Yo
reconoce en vosotros la pasión de esta «otra mirada», de este ojo en
movimiento que caracteriza a los cinéfilos. Y estoy seguro de que la sala
de cine, que el festival de cine es a menudo la puerta de entrada a la
cultura, hacia otras expresiones artísticas.

La promoción de la diversidad y la democratización están en el centro de
proyecto. Descubridor de nuevos talentos, el festival es también el
participación en acciones de sensibilización del público. Pienso en particular en
su compromiso en favor de la educación de las jóvenes en el
mundo, a través de la asociación Todas en la escuela. Vuestro esfuerzo ha sido seguido y
retransmitido: grandes nombres han presidido este festival entrañable y ambicioso, en
la imagen de Claude Miller, de Patrice Leconte, de Etienne Chatiliez y, el año
última, de Xavier Beauvois.

Educar las miradas, democratizar el acceso al cine, maravillarse, tal
podría ser el lema del Festival que preside. Todo el mundo conoce aquí la
calidad de su selección proyectada en las salas del Ciné Cambaie.

Todos saben apreciar la Carta Blanca, una selección de tres películas
propuesta por una personalidad del cine francés - a imagen de Nathalie
Baye el año pasado. Cada uno todavía tiene en mente los placeres del cine en
cielo abierto, en el marco mágico de la playa de Brisants en Saint-Gilles-
Les-Bains. El debate es también el rasgo que une a las generaciones en esta
hermosa manifestación insular. Se invita al público escolar de la isla a dialogar
y descubrir los secretos de la creación cinematográfica a través de
talleres pero también encuentros con profesionales.

A través del festival, usted da a conocer el compromiso y la tenacidad de sus
actores culturales que, en todas partes, tanto en Europa como en los territorios
de ultramar, hacen vivir estos festivales que son los espejos de la diversidad
cultural. Sus mascarones que premian las películas en competición tienen
esta parte de misterio que corresponde a los momentos privilegiados de cine, que
dan a este último su «aura» tan particular, la de la linterna
mágico.

Estoy convencido de que el futuro del cine pasa por el reconocimiento del
papel de los festivales, que son lugares de intercambio y de encuentro,
sin los cuales - más allá de los nuevos medios de difusión y de la
revolución digital -, no habría cine.
No olvidemos que solo cuando una película se proyecta en salas
se convierte en una película de cine.

No olvidemos que si el cine participa plenamente en dar forma a nuestra
cultura, es porque tiene la virtud de reunirnos, porque es un
espectáculo.

No olvidemos que la pantalla individual nunca reemplazará la potencia
poética y estética de la imagen proyectada en la pantalla grande, la emoción
colectiva que provoca y la emoción que suscita. Esta idea de lo grande
pantalla, sé que la compartes. Esta idea, sé que te anima
y te hace cruzar montañas y océanos.

Querida Fabienne Redt, desde hace ya 7 años usted ha ofrecido a
Reunión y los cinéfilos grandes momentos de compartir, usted
ayudó a promover nuevos talentos cinematográficos.

Para expresarle nuestro agradecimiento, querida Fabienne Redt, en nombre
de la República, le hacemos Caballero en el orden de las Artes y
Lettres.

Querido Wilhiam Zitte:
La sustancia de la historia, su propia densidad se transmiten, según usted,
por la mediación del arte, por el acto de creación. Usted es un artista de la
traza, los estigmas de la historia, los intersticios de la memoria. Como
artistas americanos de la calle, plantillas de Ernest Pignon-Ernest, su
obra colocada en las paredes de la ciudad, en la parte posterior de los autobuses también, invierte la
ciudad de una historia olvidada: la historia negra en la Reunión. Su trabajo
se asemeja a un manifiesto. Usted califica además sus imágenes
«huellas dactilares retardadas» y se comprometió a
cuestionar el lugar de los Cafres en la historia y la identidad de la isla.

Comienza su carrera artística de forma autodidacta en los años
1980 cuando usted ejerce la profesión de maestro. Para permitir a sus
estudiantes de arte que no podían permitirse el lujo de
pintura al óleo, usted está trabajando para encontrar técnicas y
materiales ordinarios, «pobres», utilizables por todos como el papel
diario, pigmentos naturales, masajeado, o tierras trituradas. Por lo tanto
su curiosidad natural, sus encuentros con Suzanna Greffet-Kending, la
conservadora del Museo Léon Dierx, con los escultores Gilbert Clain, Jean
Luc Igot o Jean Paul Barbier, le impulsan a desarrollar una producción
personal portadora de una exigencia política. Su exposición de retratos
de «Cafres» que se inscribía en el marco del Bicentenario de Saint-Leu en
1990, presentada durante la semana criolla en Saint-Denis, se convierte en el tema
un amplio debate sobre la isla.

Destripador de memorias, secretos y tabúes, artista
con lo que Mircea Eliade designa como el «mito de los orígenes», su
se inscribe en una doble búsqueda en la que la figura negra y
espíritus ancestrales habitan no solo el espacio artístico de la
representación pero también el espacio cívico de la calle.
Alternativamente maestro, responsable de la Biblioteca del Departamento de la
Reunión, consejero pedagógico departamental en artes plásticas de
la Educación Nacional, comisario de exposiciones, residente en la Alianza
francés de Nosy-Be donde usted transmite el know-how de bordado,
han contribuido plenamente a la valorización de la diversidad del
patrimonio de la Reunión. Usted ha dado a los objetos artesanales un estatus
artístico haciendo dialogar el pasado negro y la creolidad contemporánea, en
conjugando con intensidad las identidades y la diversidad.

Su compromiso al servicio de las identidades criollas, del mestizaje cultural,
también se traduce en el apoyo excepcional que brinda a
artistas de la Reunión. Te gusta provocar y estimular al público. Yo
piensa en particular en «Fèt Kaf Tèt Kaf», suntuosos retratos gigantes en
«negro» y «blanco», fotos itinerantes donde lo efímero se revela en el espacio
urbano se une al tiempo de la historia y de las memorias desenterradas del olvido.

Además, a la vista de la fuerza de su gesto artístico, gesto de renacimiento
comparable a la de Aimé Césaire, honrado recientemente por la República,
en relación con su compromiso en favor de la difusión de las prácticas
artísticos, en nombre de la República Francesa
Caballero de las Artes y las Letras.