Señor Presidente del Centro Nacional del Libro, Jean-François COLOSIMO,Estimada Chloé DELAUME,Señoras y Señores Presidentes y Directores,

Quizás no haya días de nuestra infancia que tengamos tan plenamente
vividos que los que creímos dejar sin vivirlos», es decir, escribe
Marcel PROUST, «los que pasamos con un libro favorito». Y
añade: Todo lo que descartamos como un obstáculo vulgar a un placer divino:
el juego para el que un amigo venía a recogernos en el pasaje más interesante,
la abeja o el molesto rayo de sol que nos obligó a levantar los ojos sobre la
o a cambiar de lugar, las provisiones de merienda que nos habían hecho llevar
y que dejáramos a nuestro lado en el banco, sin tocar, la cena para
que había sido necesario volver y donde no pensábamos más que terminar el capítulo interrumpido,
todo esto, cuya lectura debería habernos impedido percibir otra cosa que
la incomodidad, grababa en nosotros un recuerdo tan dulce,
tanto más valioso - a nuestro juicio actual - que, si nos sucede otra vez
hoy en día hojear estos libros de antaño, es solo como los únicos
calendarios que hemos guardado de días perdidos, y con la esperanza de ver reflejados
en sus páginas las casas y los estanques que ya no existen».
Si he elegido para abrir esta conferencia de prensa por la lectura de esta hermosa
página de Marcel PROUST, es en primer lugar porque el escritor expresa perfectamente
la magia de la experiencia íntima y fundadora de la lectura, esta actividad singular
que compartimos.
Invitar a multiplicar este compartir: esta es la ambición de «¡Leed vosotros!». Esta fiesta
de la lectura en todas sus formas y en todos sus estados se inscribe en el corazón de mi
gran principio de acción en el Ministerio de Cultura y Comunicación, que
llamo a la «cultura para cada uno». La lectura sigue siendo para mí el eje mismo y el
palanca por excelencia de la «cultura para cada uno», es decir, de este ideal de
permitir a todos, independientemente de su origen cultural o social, inventar su
camino propio hacia las obras del espíritu...
Mi plan de una «lectura para cada uno», que tuve el placer de desvelar, al mes
de marzo pasado, las 14 propuestas, se articulan en torno a este momento de compartir y
de fiesta que tengo la alegría y el honor de presentarles hoy.
Esta fiesta, era necesario replantearse la fórmula y adaptar sus contornos.
La «lectura para cada uno» solo tiene sentido si dejamos de lado la tonalidad
a veces prescriptiva de las instituciones culturales, y si le preferimos una dimensión
activa e incluso interactiva, necesaria para la apropiación cultural. Cada uno debe
convertirse en un actor de la cultura, no solo como autor, escritor, creador,
pero como contrabandista, mediador, intérprete, animador, todas estas instancias de
compartir las emociones que son tan necesarias para la vida cultural de un país. A usted
de leer! » en suma - a cada uno de vosotros, a cada uno de nosotros de leer y de
dar ganas de leer!
Durante cuatro días, esta primera edición de «¡Leer! »
contribuirá a invertir de una manera nueva el espacio público, dando a
cada uno la oportunidad de leer en voz alta los textos de su elección en los lugares
los más insólitos: en cafés, mercados, tiendas, centros
comerciales, pero también en hospitales y centros penitenciarios, o
todavía los parques y los jardines, teatros verdes transformados en teatros
de lectura. Estos actos gratuitos darán lugar a lecturas en
continuo de obras integrales, a espacios de textos, pero también
bailes y picnics literarios, y muchas otras formas de
lectura de palos rotos - libre vagabundeo a través de las palabras,
poemas, relatos, obras de teatro, de todos los géneros y estilos...
Quiero saludar el compromiso de las colectividades territoriales, así como de
profesionales del libro y la lectura, que han rivalizado con la imaginación y la
fantasía. Pienso, por ejemplo, en estas «selecciones sonoras» organizadas
en las plazas de los mercados de Marsella, a partir de lecturas y microscópicos
sobre el tema del «Libro que ha cambiado mi vida», y a muchos otros
iniciativas felices y originales...
Este principio participativo es, creo, emblemático de un nuevo modo
de acción del Ministerio, más atentos a las prácticas y usos
de hoy, sin exclusiones, más próximo a los cambios de la sociedad y
las expectativas de nuestros conciudadanos.
Tres líneas de fuerza animarán esta gran fiesta participativa.
La primera es la iniciación de los lectores del mañana. No nacemos
lector, se convierte en lector, y se necesita, para lograrlo, una
sensibilización, aclimatación y, por tanto, mediación. Dos
Las operaciones se iniciaron con el fin de:
En primer lugar, en colaboración con el Ministerio de Educación Nacional y
concierto con el grupo «Juventud» del Sindicato Nacional de la Edición,
cuyos representantes respectivos saludo, permitió diseñar un juego
titulado «Mi libro favorito» para las clases de cuarto y quinto grado,
alrededor de 1.300.000 alumnos. Esto hará que los niños se familiaricen con
las obras de la literatura y desarrollará su curiosidad, de manera a la vez
lúdico e inteligente.
La segunda operación, llevada a cabo con las ediciones Bayard-Milán que
agradece calurosamente, llevó a la edición de un folleto destinado a ayudar
los lectores jóvenes - pero también los menos jóvenes, comenzando por sus
padres - a hacer su elección en una producción editorial abundante: es
se trata, una y otra vez, de evitar el escollo de la intimidación social.
Cien libros se presentan en esta guía, impreso en 500.000 ejemplares,
que estará disponible en muchas librerías y en línea en el sitio
del acontecimiento.
Espero, por supuesto, que estas dos asociaciones se refuercen aún más en
los próximos años.
Pero esta iniciación de los más jóvenes no sería suficiente sin una
difusión más amplia de la manifestación entre todos los públicos,
generaciones confundidas. Para ello, una asociación con la SNCF ha permitido
crear un gran libro nacional que inaugure un
nuevo tipo de fiesta colectiva. El jueves 27 de mayo, no menos de 10.000
libros se irán de viaje a bordo de innumerables trenes, harán escala en
muchas estaciones y circularán de mano en mano. La página web
permitirá recoger las opiniones de los lectores, y así aumentar la curiosidad
de cada uno confrontando los puntos de vista. A este respecto, deseo
agradecer calurosamente a la SNCF y a su Presidente, D. Guillaume PÉPY,
que supo afrontar el desafío con entusiasmo.
Como decía, Internet desempeña un papel cada vez más importante en nuestras prácticas de
lectura, y en nuestros usos participativos: por eso le deseé
dar todo su lugar en esta nueva fiesta. Un sitio, avousdelir,
propondrá una Web TV y se hará eco intangible de estos encuentros, que
se prolongarán en los foros.
Quiero dar las gracias a todos los escritores que han aceptado prestar su
voz y su talento en este gran evento. Pienso en particular en el
Premio Nobel Gao XINGJIAN, que nos honrará con su presencia en Aixen-
Provenza por iniciativa de la asociación Escrituras Cruzadas; pienso
también, entre muchos otros, a Marie DESPLECHIN, a Alain MABANCKOU -
o a Marie DARRIEUSSECQ, Geneviève BRISAC, Antonio
CABALLERO y Elif SHAFAK, invitados a Lyon por Les Assises
internacionales de la novela.
Un gran número de personas han prestado asistencia
notoriedad y sobre todo de su pasión por las palabras, como Charles AZNAVOUR,
André COMTE-SPONVILLE, el «Profesor ROLIN» o incluso Enki
BILAL... también les doy las gracias.
Un reconocimiento muy especial va, por supuesto, a Chloe DELAUME, que
aceptó ser la madrina de esta primera edición. Esta iniciadora
de una nueva forma de «autofictión» encarna perfectamente los usos
más contemporáneos de la escritura, y la lectura, y no dudo de que
sabrá comunicar a esta Fiesta toda su fantasía, su inventiva y que
«ya no viviremos solo en la televisión», sino también en
nuestras lecturas, pero también, como PROUST, en los recuerdos que
nos ofrecen.
Por último, quisiera dar las gracias al Centro Nacional del Libro (CNL), en su totalidad
nuevo Presidente, Jean-François COLOSIMO, y su Secretaria General,
Catherine RUGGERI, así como todos sus equipos que han trabajado
con tanta pasión como paciencia, sin olvidar el
Comisario del evento, Xavier FROMENT, que es el responsable
de orquesta.
Os doy, pues, cita el 27 de mayo próximo, e invito a cada uno
de ustedes para compartir sus alegrías y sus entusiasmos de lector,
para hacer de esta fiesta un encuentro fundador y unificadora en torno a
la lectura, y os digo: «¡Leed! ».
Le doy las gracias.