Discurso de Frédéric Mitterrand, ministro de Cultura y Comunicación, con motivo de la «Cena de prensa», Fiesta de la Humanidad

Con motivo de esta cena fraternal organizada por L'Humanité, es
de costumbre citar a su ilustre fundador Jean JAURES, del que tenemos
celebrado el 150 aniversario el año pasado.... Me presto pues de buen grado a
el ejercicio haciendo mía una de sus famosas citas: la abundancia
es fruto de una buena administración».
En efecto, como usted sabe, el Estado está comprometido desde hace tiempo, a
preservar y acompañar el desarrollo de este pilar de la vida
democrática que es la prensa de información. Este apoyo, el Estado lo tiene todavía
confirmado al término de los Estados generales de la prensa escrita, con la
obra de un plan masivo y excepcional. El sector se levanta hoy,
difícil, pero con energía de la más grave crisis que ha atravesado en
durante los últimos cincuenta años.
Sin embargo, la relación tan singular que mantienen la prensa y el Estado
en nuestro país no deja de crear interrogantes,
crispaciones, incluso sospechas.... Pero Hubert BEUVE MERY
no solía recordar que el periodismo es el contacto y la
distancia»?
Con este espíritu, deseo referirme al informe de la
misión CARDOSO que me fue entregado ayer. Está dedicado a uno de los puntos
de contacto más tangible que la prensa mantiene con el Estado. Hablo
evidentemente ayudas a la prensa. Por eso concedo la mayor
importancia a este informe, que al igual que BEUVE MERY tiene el inmenso mérito
buscar el justo equilibrio entre «contacto y distancia».
En 2009, después de los Estados generales, se reformaron algunas ayudas y
se han creado otras, para revitalizar la prensa y dotarla de los medios necesarios
adaptarse a los cambios a los que debe hacer frente. Con este fin, los
recursos financieros excepcionales fueron movilizados por mi Ministerio
desde 2009.
Para salvar a la prensa en un período de crisis profunda, reformas
eran necesarias. Las contratamos. Pero no tenían
modificado en el fondo la organización de las ayudas. En cambio, añadieron
la complejidad que da lugar a críticas, sospechas sobre cómo
cuyo Estado administra esas ayudas.
Paradójicamente, si la legitimidad de las ayudas públicas a la prensa tiene sus
detractores, comienza a encontrar eco en el extranjero en un
crisis global. Proteger los medios de expresión y el
pluralismo de la información, garantizar el principio de neutralidad: son los
objetivos que el Gobierno francés seguirá defendiendo. Los temores
una amenaza para la independencia de la investigación en caso de
de intervención pública deben levantarse.
La ayuda pública debe ser también un catalizador del cambio. Ahora
dispositivo actual es el resultado de una sedimentación histórica de mediciones. El
dejar las reformas tal como están, es correr el riesgo de que se aplacen
indispensables - especialmente ante los retos de la
revolución digital.
Este informe fija un rumbo: el de una intervención más eficaz de los poderes
en particular en el contexto de la aplicación de las disposiciones
de los Estados Generales. Comparto los principales análisis, y cuento
estudiar muy rápidamente, con François BAROIN, en relación con
profesionales afectados, las principales propuestas.
Afortunadamente, los Estados Generales han tenido la sabiduría de no
concluir únicamente mediante la distribución de nuevos sobres, o
la apertura de nuevas «ventanillas». Las orientaciones adoptadas en 2009 por
el Presidente de la República nos permiten dar respuestas
globales y fuertes para todo el sector.
El gobierno ha asumido plenamente su papel: con vosotros ha identificado los
grandes retos industriales del sector. Pienso en la distribución de la
prensa, a la revolución digital, a la reconquista del público y de la
confianza del público. Ha utilizado las palancas presupuestarias que permiten
fomentar la inversión, con la creación de un fondo de desarrollo
a los servicios de prensa en línea; con la creación de una ayuda estructurante
a la portabilidad; con dispositivos de apoyo a la venta en el número y en
formación profesional. También favoreció la regulación, en
por la que se establece un nuevo marco jurídico para la gestión de los derechos de autor
plurimedia votado en junio de 2009.
Pero es a partir de ahora a la «post-Estados generales» a la que debemos dedicarnos,
para continuar la refundación económica que han anunciado.
Si queremos que la contribución pública a esta refundación sea
determinante, debe organizarse sobre bases sólidas,
virtuosas e irreprochables. El complejo paisaje de las ayudas a la prensa
hoy en día se asemeja a un matorral. En el estado, no permite elaborar y
dirigir una estrategia global hacia el sector.
Se trata, por tanto, de revisar las modalidades de esta contribución para
reforzar. A este respecto, deseo que las ayudas públicas a la prensa
recuperan el impulso ciudadano que ha permitido su implantación desde la
Liberación. También sé que debe al mismo tiempo
adaptarse a las nuevas exigencias de nuestro tiempo y responder a los desafíos
del futuro.
Lo que debemos perseguir juntos es la inscripción del pluralismo
democrática de la prensa. Para ello, es necesario que
sus empresas puedan alcanzar a medio plazo una autonomía financiera
reales que ya no les obligan a recurrir a las subvenciones públicas.
Entendámonos bien: No se trata en ningún caso de una retirada de
el Estado. Lo que debemos intentar es una intervención del Estado que
pueda desempeñar plenamente su papel de palanca. Hacia lo que debemos ir,
son empresas de información fuertes, independientes y, por tanto,
capaces de enriquecer fuertemente el debate democrático.
Este es el espíritu de los dispositivos instalados para tres años al final de los Estados
generales. Deseo que un foro que reúna a los representantes del Estado
y los profesionales de la prensa puedan reunirse en octubre. Velaré
personalmente a su instalación.
Este foro tendrá como misión definir en el próximo año
las modalidades de aplicación de las medidas de la misión CARDOSO,
serán finalmente retenidas por el gobierno.
Quisiera mencionar algunas de las medidas emblemáticas que se proponen
en el informe extremadamente bien documentado y argumentado que acaba de
entregarme a Aldo CARDOSO:
- la generalización del principio de contractualización de las ayudas sobre la
base de compromisos mensurables que incorporen el principio de los convenios
marcos firmados desde marzo de 2010 con los beneficiarios del Fondo de
modernización de la prensa (FDM) y del fondo de ayuda a los servicios de
prensa en línea (SPEL);
- la creación de un fondo estratégico que reúna las ayudas directas a
editores;
- la instalación de un nuevo pilotaje de las ayudas completado por una
instancia de control y validación independiente y reforzada. Esta
deberá garantizar la transparencia, la eficacia y la neutralidad de
la intervención pública.
El modo de funcionamiento propuesto podría permitir un diálogo
más apretado entre el estado y los editores beneficiarios. También sería más
flexible: el Estado podría así fijar cada año las prioridades de su
intervención acorde con las necesidades reales del mercado.
El nuevo fondo estratégico propuesto por la misión CARDOSO
fusionar una decena de dispositivos actuales. Sólo afectaría a las ayudas
directas a los editores.
Las ayudas al pluralismo, en particular el fondo de ayuda a los diarios
bajos recursos publicitarios, no entrarían inmediatamente en el
alcance del fondo estratégico. Se trata de garantizar la claridad y la
legibilidad.
En esta perspectiva, concedo una importancia particular a la cuestión
de la distribución.
En el marco de su misión, Aldo CARDOSO lo ha convertido, con razón, en uno
los cuatro ejes fundamentales de su informe.
El Gobierno ha actuado en este ámbito. Se ha comprometido a
acompañar.
Por otra parte, celebro la movilización de la profesión. Ha manifestado
compromiso y determinación con respecto a la evolución prevista del Consejo
Superior de los Mensajeros de Prensa (el CSMP) o en
acompañamiento al plan de recuperación de PRESSTALIS.
Me aseguraré de que todas las recomendaciones del informe METTLING sean
implementadas lo más rápidamente posible. Con la ayuda del grupo
editores de prensa y del Grupo Lagardère, apoyo financiero
indispensable se ha aportado para garantizar la perennidad de la mensajería.
El Estado ha hecho todo lo posible para preservar el equilibrio en la
distribución de periódicos nacionales. La mayor parte de la tormenta PRESSTALIS es
ahora detrás de nosotros. Las nubes no se disipan. El
Gobierno mantiene su pleno compromiso, a su lado, de continuar
reformas necesarias anunciadas en mayo.
Estas reformas implican, en particular, la reorganización de la red de
depositarios y el establecimiento de nuevas normas profesionales. Ellas
deben facilitar el trabajo de todos los agentes de ventas. Deberán
inevitablemente complementarse con una mayor regulación
profesional del sistema. El Consejo Superior de
Prensa (CSMP) debe disponer de los medios adecuados, sin que se lleve
vulneración de los principios cooperativos en los que la profesión sigue siendo muy
adjunta. Esta preocupación la hago mía.
La reforma prevista permitirá al CSMP disponer de verdaderos poderes
de decisión que se impondrán a toda la profesión. Sus misiones generales
se redefinirán, se reforzarán sus competencias. Una
independiente reforzará al CSMP para garantizar el cumplimiento de los
equilibrios.
Más ampliamente, una reflexión sobre los fundamentos y la modernización de
la intervención pública se impone
Como subraya Aldo CARDOSO, es importante pasar de una lógica
para ayudar a los actores y a la industria a desarrollar una lógica
el acompañamiento de una función - la de informar - y a una gestión» -
la de la innovación permanente. Es este espíritu, decididamente orientado hacia
los contenidos y los públicos, que orienta mi acción en favor de la prensa en
Ministerio de Cultura y Comunicación.
Esta fórmula resulta especialmente adecuada en el momento de la segunda
fase de los Estados generales, en la que entramos de plano. A
la hora de la convergencia multimedia y de la desmaterialización de
información, se trata de darle los medios para adaptar contenidos,
de oficios y prácticas. En otras palabras, hacer de
digitalización una oportunidad y no un espantapájaros.
No es solo la herramienta industrial o la red de distribución
física de la prensa que hay que poner en orden. También hay que
garantizar que la creatividad y la inventiva, enfrentadas a
cambios en la era digital, no se agotan y se reinventan.
Esto es porque la cuestión de la evolución de los contenidos y las
prácticas profesionales es esencial que somos decididamente
en este ámbito. Hemos actuado en tres niveles:
1. Aclaración de las condiciones de explotación de los contenidos plurimedios
a través de la Ley de junio de 2009;
2. el apoyo al desarrollo de los servicios de prensa en línea con la
creación de un nuevo fondo específico;
3. por último, la evolución de los medios dedicados a la cuestión esencial de
la formación profesional.
El éxito del fondo de ayuda a los servicios de prensa en línea ya no está en
demostrar. El número de expedientes presentados desde el establecimiento del
dispositivo, tanto por los editores de prensa como por los nuevos
actores digitales, prueba de ello.
Por otra parte, deseo encomiar especialmente la diligencia de mis servicios que
han sabido adaptarse al aumento creciente de las demandas.
Por supuesto, nada es perfecto. Los esfuerzos realizados en Bruselas por el
gobierno francés para que tipo de IVA de la prensa digital sea
a los tipos reducidos de la prensa deben, en particular, ser
perseguidos. Sepa que sigo atento a esta evolución legítima y
necesario.
El acceso a los nuevos medios es la «nueva frontera» de nuestra
política. Quiero saludar la iniciativa de la prensa diaria nacional en
apoyo al lanzamiento de un quiosco digital. Esta iniciativa demuestra
de una voluntad declarada y de una ambición compartida: federar el conjunto de
actores, revalorizar los contenidos de actualidad, desarrollar los modelos
económicos innovadores.
Porque esta nueva revolución tecnológica - una más en este
profesión - trastorna las prácticas y los oficios de los periodistas, tengo
deseo asociar mi ministerio a la Conferencia Nacional de Oficios del
Periodismo, que se celebrará los días 29 y 30 de septiembre en París. Será
bajo el patrocinio conjunto de Valérie PECRESSE, Ministra de
la Enseñanza superior y de la Investigación, y de Laurent WAUQUIEZ,
secretario de Estado de Empleo. Este triple patrocinio muestra el interés
que el Gobierno aborde esta cuestión.
Es la primera vez que la profesión se reúne alrededor de una misma mesa
para ver el futuro de la formación profesional de los periodistas.
Una mayor visibilidad y legibilidad son indispensables. Es un
en juego para los periodistas y para los editores de hoy. También es un
en juego para los de mañana. Deseo que su profesión, en todo
su riqueza, en toda su diversidad, participa activamente.
En la ambición de una «cultura para cada uno» que anima mi acción rue de
Valois, existe la voluntad de recoger todas las promesas de la era digital.
Nuestra exigencia en términos de contenidos debe estar intacta para favorecer
acceso de todos a una información clara y accesible
sus orígenes, sus horizontes sociales y culturales, cualquiera que sea su lugar de
residencia, independientemente de su edad también.
Pienso especialmente en los jóvenes. Son los lectores del mañana, son
el futuro de la prensa en nuestro país. A su atención tenemos
lanzado colectivamente la operación «Mi periódico ofrecido», que demuestra ser un
formidable éxito, con cerca de 300.000 inscripciones de jóvenes de 18 a 24
años en su primera edición.
Sobre el modelo de lo que hizo su éxito en 2009, habrá por lo tanto una
«temporada 2». Se lanzará a mediados de octubre, para el período 2010-2011.
La reconquista de los lectores, incluidos los más jóvenes, pasa por una
exigencia de ética profesional. Es una ambición a la que el proyecto
Código Ético propuesto por Bruno FRAPPAT debería participar
activamente. Me temo que estamos celebrando estos días su
primer aniversario y la profesión aún no lo ha hecho
. Una vez más, os animo a uniros
alrededor de este texto. No se puede perder esta oportunidad
histórico de afirmar sus valores, en la hora de la democratización de masas
¡Sus lectores no lo entenderían!
Por último, quiero decir muy simplemente la atención que presto a la
preservación de una prensa pluralista, libre e independiente. En ti
recordando esto, pienso en los combates de Jean FERRAT por la libertad, en el
lucha del poeta a quien la FIESTA DE LA HUMANIDAD rinde homenaje
año, en el combate del insumiso que cantaba: Cerrad las puertas, granjas
sus jaulas, la libertad está de viaje».
Este compromiso contra todas las formas de censura e intolerancia, es
también el nuestro hoy, el que llevamos para la liberación de Hervé
GHESQUIERE y Stéphane TAPONIER. Esta noche tengo un pensamiento para
ellos, sus seres queridos y sus familias.