Señor Presidente de la Asociación para la Promoción del Audiovisual, estimado Jean Francois Boyer,Señoras y señores parlamentarios,Señoras y señores presidentes y directores,Señoras y señores autores, productores, realizadores, difusores,

En el momento de cerrar esta octava edición del día de la creación
audiovisual, me alegro del éxito creciente de esta manifestación, que
ha permitido una vez más al conjunto de los profesionales del audiovisual
de reunirse e intercambiar libremente sobre los retos de la
creación.

Felicito, en la persona de Jean-François Boyer, el formidable trabajo de
organizadores y la calidad de los oradores.

Los intercambios han sido ricos, apasionados y tan, como sabemos
todos, los problemas de la ficción, el documental y el espectáculo
vivos no son idénticos, este día de reflexión aporta la prueba
que el universo de la creación en su conjunto se enfrenta a desafíos
comunes. Por supuesto, estos retos son míos, como Ministro de
Cultura y Comunicación, por supuesto, pero también porque como
personal, conozco por haberlo vivido la belleza y la dificultad de sus
Me enorgullece decir que soy uno de los suyos.

Fui evidentemente sensible al llamamiento «Mitterrand con nosotros» que lanzaba
Jean Francois Boyer en su editorial. Así que voy a tratar de
brevemente con ustedes un balance y una hoja de ruta sobre los desafíos
principales de nuestra actualidad: el relanzamiento de la ficción francesa, el
financiación de la creación y convergencia de pantallas.

¿Cuáles son los desafíos que debemos enfrentar? El de la tecnología bien
seguro, ya que se trata de adaptarse a terminales y redes de
nueva generación. Pero sobre todo el desafío de la innovación, de la renovación
géneros, formatos, escrituras, en un universo donde la producción
estadounidense está masivamente presente y donde las generaciones más jóvenes se
destacan por nuevas expectativas. Porque para nosotros, la respuesta a sus
desafíos vendrá de las obras, de los creadores, de la capacidad de las producciones
francés a distinguirse, a interpelar, a federar, para mejor irradiar
nuestras antenas y en el mundo.

La multiplicación de soportes y editores de servicios audiovisuales
conduce a una situación que a menudo se denomina «hiperelección», donde el
espectador se enfrenta a una variedad de programas cada vez
más amplio. Esta situación de profusión debe llevar a los actores
audiovisuales a favorecer la producción de obras ambiciosas,
«marcas fuertes», disponibles en múltiples soportes para
constituir un entorno más que un simple programa.

Estas marcas fuertes - fuertes también porque contratan
presupuestos a veces importantes - vuelven a plantear la cuestión del
financiación de la creación. Al igual que todo el sector, es en efecto
nuestro modelo de financiación, que se basa principalmente en obligaciones
contribución a la producción, a las inversiones de las cadenas
y los dispositivos de apoyo gestionados por el Centro Nacional del
Cine e Imagen Animada, que debe hacer frente al desafío de las noticias
generaciones y nuevas pantallas.

Este trabajo pasa sobre todo por la evolución y la adaptación de nuestro
regulación y nuestro sistema de apoyo. Desde el mensaje que
le había dirigido el año pasado, y como un rápido balance de mi
acción, me gustaría destacar la importancia de tres innovaciones introducidas
estos últimos meses.

Pienso, en primer lugar, en la aprobación del decreto sobre los servicios de medios de comunicación
audiovisuales a la demanda, que integra estos últimos, de los que los franceses son
consumidores, en los mecanismos que rigen la
contribución a la financiación de la creación francesa y europea,
dando también una buena exposición en las plataformas que
llevan.

Pienso también en la entrada en vigor del «Web Cosip», un dispositivo
esencial para modernizar el apoyo a la producción audiovisual en
el universo digital, cuyo primer balance se efectuará a principios de 2012.

Pienso también en la reforma del apoyo a la captación de espectáculos
vivos, cuyas modalidades de acceso permitan tener en cuenta
y fomentar el desarrollo de la oferta
internet para este tipo.

Si estos cambios son importantes, no ignoro que ustedes también esperan
mucho del audiovisual público, que los planes de trabajo para los años
próximas negociaciones. Frente a la verdadera revolución que el
mundo de la creación audiovisual está viviendo, los productores y
los autores pueden contar con el compromiso inquebrantable del servicio público,
a través de las sociedades nacionales de programas.

Como saben, los contratos de objetivos y medios de France Télévisions
y de Arte Francia están en discusión y, sin revelar el contenido
exacta de estos textos, puedo confirmar hoy que
reflejan plenamente el compromiso del Estado y de las cadenas públicas
en la defensa y promoción de la creación - un compromiso que
todos hemos podido apreciar la importancia para su actividad durante la reciente
crisis del mercado publicitario.

Así, el contrato de objetivos y medios 2011-2015 de France Télévisions
renovará el compromiso financiero de la empresa en beneficio de la
creación del patrimonio. Me gustaría destacar que el contexto presupuestario
obligado en el que el Estado evoluciona, y que por otra parte requiere
ajustes durante la negociación, da un gran valor a estos
compromisos. A pesar de esta limitación, deseo que France Télévisions
pueda mantener los objetivos fijados e invertir al menos 420 millones de euros al año en
la creación audiovisual patrimonial a partir de 2012. El contrato
de objetivos y de medios insistirá, por otra parte, en el papel motor que debe
actuar como grupo público en materia de innovación, ya se trate de innovación
en formatos, escritura o modos de difusión.

Estoy especialmente comprometido con la necesidad de preservar la ejemplaridad
del grupo público en el ámbito de la creación audiovisual. El reto es
doble: en primer lugar, ofrecer al público obras modernas, creativas, que
renuevan la ficción francesa, para que pueda federar a su público
especialmente durante el día; por otra parte, diseñar una verdadera asociación
con los productores y autores, en aras de la transparencia,
confianza y redefinición de los papeles respectivos. En la línea de
recomendaciones del informe que me entregó en primavera Pierre Chevalier, un
proyecto de carta que enmarca el desarrollo y la escritura es actualmente
en discusión, para desarrollar mejor nuestras ficciones. Este trabajo es
iniciado, y France Télévisions ya ha presentado propuestas a
organizaciones de productores y de autores. Apelo a la responsabilidad
de cada uno de los actores interesados para que este enfoque pionero, que
tendrá que extenderse a otras emisoras, pueda tener éxito.

Por último, la estrategia creativa de la empresa será clara
orientada al desarrollo de nuevas escrituras web, de
nuevos formatos digitales y transmedia. Estos contenidos tienen
vocación a viajar en todos los soportes.

En cuanto a la cadena ARTE, con la que un nuevo Contrato
de Objetivos y Medios también se está negociando para la
período 2012-2016, seguirá afirmando su singularidad y su
originalidad en materia de creación.

Sus compromisos financieros en la producción de obras
cinematográficos y audiovisuales europeos serán preservados. Ellos
seguirán favoreciendo las escrituras innovadoras y originales. Frente a
la erosión de las audiencias de la cadena en la TDT, uno de los principales ejes de
este nuevo contrato se centrará en la revitalización de la parrilla del día, y
desde principios de 2012, en particular mediante una política
de inversión voluntarista en el documental. Para ello, y
a pesar del difícil contexto presupuestario, he insistido en que la cadena pueda
recursos públicos sustancialmente mayores, con el fin de
llevar a cabo este esfuerzo.

Por otra parte, las transformaciones del sector audiovisual provocadas por los
nuevas tecnologías constituyen para ARTE una formidable oportunidad.

Por sus características, documentales y emisiones
culturales de ARTE se prestan especialmente bien a un consumo
no lineal, a una visualización cuyo momento es elegido por el
televidente.

ARTE tiene claramente vocación de ser pionera sobre los nuevos vectores de
difusión. El canal centrará sus esfuerzos de innovación en
programas especialmente diseñados para Internet, como los webdocumentales
y sobre las creaciones híbridas que
asocian desde su concepción la televisión y la red.

En cuanto al Centro Nacional de Cine e Imagen Animada,
trabajos abiertos - con el fin de traducir en hechos las recomendaciones del informe
Caballero en la ficción - son considerables.
La reflexión sobre la ficción se refiere en particular a la reforma del fondo
innovación, para mejorar la eficiencia y la eficacia
adecuación al mercado de este dispositivo esencial para permitir
regenerar la ficción. El trabajo de concertación con las organizaciones
profesionales de autores y productores es ahora casi
completado. Esperamos una aplicación de sus nuevas
antes de que finalice el año.

Al abrir una obra muy amplia sobre la ficción, fijé en el CNC otros tres
ejes de trabajo:
- la adaptación de nuestros dispositivos para favorecer el desarrollo de series
largas;
- su adaptación para permitir el desarrollo de la ficción llamada low
cost, destinada a la programación diurna tanto de canales históricos
que cadenas de la TDT;
- las coproducciones internacionales de iniciativa francesa o europea;

Sobre todos estos temas, se ha iniciado una amplia serie de audiencias para
recoger sus contribuciones y reflexiones. La implicación de todos los
actores implicados en esta obra es capital. En efecto, es urgente:
series americanas ocupan una parte creciente de nuestras pantallas. La hora
ya no es para señalar las responsabilidades de cada uno frente a esta situación. Es
se trata ahora de contribuir activamente a una reflexión colectiva
responsable, con el fin de proponer pistas de trabajo y
soluciones que permitan a nuestra ficción nacional recuperar el lugar que
mérito.

Paso ahora a un tema igualmente importante, que se refiere al
financiación de las obras: el de la reforma del impuesto del CNC en favor
de la creación audiovisual y cinematográfica. Debemos
efecto de responder a las prácticas de optimización fiscal de un operador
que todos los demás operadores paguen esta contribución. He
desea dar una respuesta rápida a este desequilibrio fiscal y
esta estrategia de elusión que, de continuar, provocará un
déficit de recursos para la creación de la orden de 20 millones de euros en 2011. Nos
por lo tanto, debemos redefinir la base de la imposición de las suscripciones de
proveedores de servicios de Internet, con el fin de consolidar y controlar mejor
el futuro su evolución, cuyo impacto es directo en la financiación de la cuenta
apoyo del CNC. Se trata de una cuestión compleja, y queremos
aprovechar las pocas semanas que tenemos para escribir
de la Ley de finanzas de 2012, con el fin de encontrar la mejor fórmula.

Esto requiere un peritaje adicional en vista de la complejidad de los
ofertas de servicio de los operadores y la dinámica de progreso muy
fuerte y muy rápido de este mercado. El objetivo es proporcionar el
rendimiento del impuesto sobre los operadores de contenidos a las necesidades de
financiación de los contenidos cinematográficos y audiovisuales por el
CNC. Se prevé mantener un nivel de financiación del CNC
comparable a la del año pasado, garantizando al mismo tiempo su
y ajustar en consecuencia el tipo impositivo
los operadores de telecomunicaciones.

Mi preocupación es, pues, perpetuar y estabilizar, a un nivel
correspondiente a sus necesidades, la financiación del CNC. Recordemos el espíritu
de la cuenta de apoyo del CNC: obtener una contribución de todos
los que difunden y dan acceso a contenidos, con el fin de financiar
de las obras audiovisuales y cinematográficas producidas en Francia que
enriquecerán la oferta de contenidos de todos los operadores. La
reforma que tengo previsto hacer respetar plenamente este principio. Se
es un mecanismo virtuoso que ya ha demostrado ampliamente su eficacia.
Por otra parte, me parece esencial que estos recursos sigan estando bien asignados
al sector de la creación, como ocurre actualmente.

Estas medidas se propondrán en el proyecto de ley de presupuestos inicial
para 2012. Los resultados del sistema francés de ayuda al cine - que bien
los países nos envidian - son indiscutibles. El último Festival de Cannes
lo ha demostrado de nuevo. Por lo tanto, este no es el momento de
debilitar. Por el contrario, debemos apoyarlo de la manera más eficaz posible.

Sobre todos estos puntos, la reflexión que habéis realizado juntos
hoy habrá contribuido a movilizar todos los
partes interesadas en el desarrollo y la renovación de la
creación francesa.

Se lo agradezco mucho.