Señora Ministra, querida Roselyne Bachelot:
Señor presidente del CNC, estimado Eric Garandeau:
Señor Presidente del Comité Nacional Consultivo de Personas con Discapacidad, Querido Patrick Gohet,
Presidente del grupo de trabajo sobre accesibilidad del Consejo Superior del Audiovisual, querido Nicolas About,
Señoras y señores presidentes de asociaciones,
Damas y caballeros,

Me alegra particularmente darle la bienvenida a usted y a la señora Roselyne Bachelot, rue de Valois, para esta reunión. En la última reunión plenaria de la comisión nacional Cultura-Discapacidad, en septiembre de 2010, hemos deseado hacer un punto intermedio, en forma de una sesión de trabajo que me complace inaugurar hoy. Para estar lo más cerca posible de sus preocupaciones y de sus expectativas, hemos decidido consagrarla a la consideración de las necesidades y expectativas de las personas con discapacidad en los ámbitos del acceso al cine y al audiovisual.
Sin embargo, esto no debe hacer olvidar los otros campos en los que me esfuerzo en el marco de la política nacional de discapacidad, para favorecer el acceso de todos a la cultura - ya se trate, por ejemplo, de la accesibilidad al patrimonio, en particular a los museos, o al espectáculo vivo. Y quisiera recordar el homenaje rendido a las grandes figuras de la discapacidad, pienso en Louis Braille, cuya casa en Coupvray recibió hace algunas semanas el sello de Casa de los Ilustres, o al abad de la Espada, inscrito en la colección de las Conmemoraciones nacionales 2012, creador del Instituto de Sordos y Sordos.
Habrán notado la presencia - y les doy las gracias - del presidente del CNC, del grupo France Télévisions, del Consejo Superior del Audiovisual, de los diferentes servicios interesados, así como de la Federación de los operadores de salas de cine; Esto nos permitirá abordar toda una serie de temas importantes, incluidos los aspectos técnicos. Las nuevas tecnologías nos ofrecen nuevas posibilidades en términos de accesibilidad, pero también exigen que tengamos la preocupación constante de velar por su adecuación a las necesidades de las personas con discapacidad, y esto es especialmente sensible en los dos ámbitos que nos ocupan esta mañana.
No podremos con Roselyne Bachelot participar en la totalidad de esta reunión de trabajo, pero tomaremos el tiempo, después de estas palabras introductorias, de un intercambio profundo con usted, antes de la parte más técnica de esta sesión.

Por mi parte, quisiera evocar ante ustedes los puntos que más me preocupan para que el acceso al audiovisual y al cine, horizonte cotidiano para la mayoría de nuestros conciudadanos, sea una realidad para las personas en situación de discapacidad. Se han logrado muchos avances; algunos todavía están en gestación o son demasiado lentos para los que ustedes representan, pero también algunos de los que voy a mencionar hoy, aportarán nuevas perspectivas para que la accesibilidad esté cada vez más inscrita en la vida cotidiana de todos. Estamos progresando y necesitamos estos intercambios para continuar por el buen camino. 
En cuanto al acceso a las obras cinematográficas, la generalización del digital ilustra lo que decía hace un momento: es una oportunidad y un formidable trampolín para el acceso a la creación y al patrimonio. Es también una de las condiciones necesarias para el éxito de una verdadera política de accesibilidad a las películas para las personas con discapacidad sensorial. A este respecto, puedo confirmarles que he velado por que los gastos relacionados con el subtitulado de las películas patrimoniales sean elegibles para el apoyo que el Estado aporta a la digitalización de las obras patrimoniales en el marco del gran préstamo. Sobre la base del acuerdo marco firmado en Cannes en mayo de 2011, estamos en discusión con dos importantes titulares de catálogos de películas - Gaumont y Pathé, negociación que debería concluir, espero, en las próximas semanas.
Más allá de las obras del patrimonio, es esencial que todos puedan también tener acceso a las películas que hacen la actualidad. Por ello, usted ha expresado legítimamente el deseo de que las películas sean sistemáticamente accesibles desde su estreno en sala. Hemos trabajado con el CNC en esta solicitud, y me complace anunciar que para que la accesibilidad, tanto en subtítulos como en audio-descripción, se imponga progresivamente desde la postproducción, de la manera más amplia, el CNC va a establecer una ayuda específica durante tres años.  Eric Garandeau les presentará este dispositivo en un momento, que se pondrá en marcha a partir de este año y representa un apoyo de alrededor de 1 millón de euros al año. Se trata de incitar fuertemente a los actores, los productores y distribuidores a integrar la cuestión de la accesibilidad antes del estreno en sala de las películas.
Por otra parte, en la perspectiva de la extensión del subtitulado y de la audiodescripción, como a menudo en materia de discapacidad, debemos actuar sobre la circulación y la disponibilidad de la información. En efecto, se observa que algunos títulos han podido ser objeto de trabajos de subtitulado o de audiodescripción redundantes, por iniciativa de asociaciones representativas de personas con discapacidad, de derechohabientes, de organizadores de manifestaciones cinematográficas o incluso de laboratorios, por desconocimiento de los trabajos ya realizados. Por lo tanto, acabo de pedir a la Inspección General de Asuntos Culturales que me presente rápidamente propuestas sobre la forma de garantizar la mejor información a todas las partes interesadas y, por consiguiente, de garantizar una forma de registro pueda reunir la lista de obras accesibles, por tipo de discapacidad, especifíquense los soportes en los que están disponibles y los derechos correspondientes. Esta misión identificará las modalidades de recogida de estas informaciones, de su actualización, de su difusión, así como los posibles titulares de dicho registro.
La cuestión particular del desarrollo de la audiodescripción se une por otra parte a uno de los trabajos iniciados a nivel interministerial, consistente en identificar y reconocer los oficios de la discapacidad y del diseño universal. Tanto para el cine como para la televisión, me parece necesario progresar en la identificación y el reconocimiento de los oficios vinculados a la audio-descripción. Me parece importante empezar por aclarar el estatuto jurídico de las personas que realizan estas adaptaciones. Una experta en el Código de Propiedad Intelectual, Hélène de Montluc, llevará a cabo una misión exploratoria sobre estas cuestiones en las próximas semanas para aclarar el marco y los derechos de las personas que trabajan en este sector.
Para respetar el calendario que nos hemos dado con la ley del 11 de febrero de 2005, el acceso a las salas de cine es una obra llevada en paralelo a la accesibilidad a las obras. El CNC ya ha apoyado a las salas que pueden optar a ayudas selectivas y automáticas, financiando diagnósticos de conformidad y equipos que permiten la accesibilidad a las obras. Eric Garandeau y sus equipos les presentarán un estado del seguimiento de esta accesibilidad de los establecimientos cinematográficos.
Quiero destacar en esta ocasión el compromiso de los operadores para la puesta en conformidad de sus establecimientos que reciben del público. Este es el caso de los multicines, que son ampliamente accesibles a las personas con discapacidad motriz.
Sin embargo, soy consciente de la variedad del parque y de la necesidad de poner en práctica las modalidades de una verdadera concertación para acompañar a los exhibidores de pequeños cines, en particular, cines de arte y ensayo. Así, a imagen de lo que han desarrollado mis servicios para el sector de los monumentos antiguos protegidos, propongo hoy tanto a los representantes asociativos aquí presentes como a los representantes de la Federación Nacional de Cines Franceses: representada hoy por el señor Erwan Escoubet, y en el CNC, la creación de un grupo de trabajo para imaginar juntos soluciones para progresar en esta accesibilidad. Sobre el conjunto de estos puntos tendremos hoy el placer de escuchar las reflexiones y las experiencias prácticas llevadas a cabo por La Fédération nationale des cinémas français para mejorar la oferta de servicios propuesta a las personas con discapacidad.
Por último, quisiera confirmar que el Ministerio de Cultura y Comunicación se ha comprometido, en colaboración con el CNC, a producir una nueva obra de la colección Cultura y Discapacidad dedicada precisamente a la accesibilidad al cine. Estas guías prácticas gozan de una gran difusión y son un vector importante de sensibilización e información. Esta guía debería aparecer a finales de año o a principios de 2013, e ttraitera a la vez de la accesibilidad a las salas de cine - accesibilidad al marco construido y mediación - y a las obras.
Por último, para concluir, quisiera mencionar que el compromiso conjunto de Roselyne Bachelot y míoincluso sobre este tema de la accesibilidad al cine se traduce también en el impulso y el fuerte apoyo que hemos mantenido juntos para dar a la organización de un festival de cine consagrado al tema «cine y discapacidad». Este festival, «otra mirada», que incluirá una jornada profesional sobre los temas de la accesibilidad, se celebrará del 29 al 31 de marzo próximo en Saint-Gilles-Croix-de-Vida. La señora Bachelot le dirá más en su intervención sobre este punto.
Nuestra política en materia de discapacidad también se refiere a la accesibilidad audiovisual. Hoy trataréis de la movilización de las cadenas tanto para la accesibilidad de los programas televisivos como de las obras cinematográficas a la televisión. La movilización de las cadenas constituye un avance notable: es la consideración de una exigencia de equidad en el corazón mismo del proceso de creación.
Las empresas públicas de radiodifusión tienen una misión ejemplar en la búsqueda de la igualdad de acceso de todos a sus programas y a sus antenas. Les corresponde movilizar todos los medios necesarios y explorar todas las posibilidades para hacer avanzar estas cuestiones y hacer evolucionar en su estela el conjunto del paisaje audiovisual francés. La responsabilidad y la identidad del servicio público están en juego. Asimismo, cuando en 2011 se trató de diseñar la hoja de ruta de France Télévisions y de Arte France, a través de los contratos de objetivos y medios, relativos respectivamente a los períodos 2011-2015 para France Télévisions y 2012-2016 para ARTE France, He estado especialmente atento a que ambas partes contraigan compromisos ambiciosos y firmes en esta materia, cuyo contenido se explicitará durante la reunión, para responder de la mejor manera posible a las expectativas y necesidades de las personas con discapacidad.
Al objetivo de accesibilidad de los programas, he querido que France Télévisions y ARTE France asociaran un segundo compromiso: la representación de las personas con discapacidad en la antena. Estoy convencido de que se trata de un instrumento poderoso para combatir la ignorancia y los prejuicios, pero sobre todo un motor formidable para dar a las personas con discapacidad la confianza y la ambición de desempeñar plenamente su papel en nuestra sociedad. Los compromisos, inscritos en los COM de ambas sociedades, se refieren tanto a la elección de los temas tratados como a la de las personas visibles en la antena, ya sean animadores, periodistas o incluso personajes de ficción.
Por otra parte, más allá de las antenas, las cadenas velarán por ampliar la atención concedida al tema de la discapacidad en sus plataformas Internet y por integrar, en la medida de lo posible, esta problemática en sus desarrollos digitales.
Como habrán comprendido, las COM de France Télévisions y de ARTE France contienen compromisos fuertes que reflejan la voluntad compartida por el Estado y las empresas de situar la discapacidad en el centro de las prioridades del sector audiovisual público. Marie-Anne Bernard, representante del grupo France Télévisions, podrá dar fe de esta fuerte movilización
Por otra parte, quisiera saludar el compromiso del Consejo Superior del Sector Audiovisual en estos ámbitos. En aplicación de la ley de 2005, el Consejo Superior de Medios Audiovisuales tiene por misión favorecer la accesibilidad de los programas a las personas con discapacidad auditiva o visual y la representación de la diversidad de nuestra sociedad en los medios audiovisuales. Doy las gracias al señor consejero About por estar presente entre nosotros para presentarnos las modalidades de seguimiento y el estado de avance de esta obligación y de lo que se denomina comúnmente «el decodificador vocal».
Me complació firmar la carta de subtítulos elaborada por el grupo de trabajo de accesibilidad del Consejo, en estrecha colaboración con la UNISDA. Aprovecho la ocasión para proponer a Nicolas About que se realice próximamente un trabajo de la misma ambición en el ámbito de la audiodescripción.
Para concluir, quiero dar las gracias a las asociaciones representativas de las personas con discapacidad por la confianza que nos han dado. Gracias a su movilización y a la calidad de nuestros intercambios, logramos construir juntos una política concertada que favorezca el acceso de todos a la cultura. Sobre los temas tratados esta mañana y que, gracias a las medidas que les he anunciado, podrán experimentar rápidamente progresos significativos, creo que sienten nuestra movilización colectiva a su lado.
Le doy las gracias.