Señor Presidente Cluzel, querido Juan Pablo, señor Presidente, querido Patrick Pépin,

Permítaseme comenzar dando las gracias al Presidente Cluzel por haber abierto
las puertas de este hermoso auditorio del Gran Palacio en la 2ª Conferencia
National des Métiers du Journalisme (CNMJ). Mi enhorabuena a sus
participantes por sus trabajos que han sabido llevar con perseverancia todo
a lo largo del año. Usted ha seguido pacientemente y metódicamente
los objetivos que nos fijamos en la primera Conferencia
nacional en septiembre de 2010. El mantenimiento en alerta de la profesión en
las principales cuestiones relacionadas con la evolución esencial de la formación
profesional, el estímulo a definir el marco de la
periodistas del mañana, son compromisos asumidos por la profesión a
el resultado de los Estados generales de la prensa escrita. Son los que usted
con mucho mérito en la Conferencia Nacional de
Profesiones del Periodismo.

El ritmo sostenido de las reuniones organizadas desde hace un año y el contenido de
con la participación de representantes de los ministerios
demostrado la calidad y altura de la vista aplicadas por los expertos
reunidos por la Conferencia: editores, periodistas, representantes de las escuelas,
investigadores. Es la primera movilización de esta magnitud comprometida por
profesionales de la información sobre la cuestión fundamental de la adaptación
de la formación al periodismo. Creo que esta era crucial es el
momento oportuno para que la profesión se movilice sobre los retos relacionados con
la defensa y la valorización de los oficios del periodismo, entre los cuales la
formación profesional juega un papel determinante.

1. Apoyo del MCC y balance de los Estados Generales

En el momento en que la prensa escrita, apoyada por el Estado, toma resueltamente la
medición de la revolución digital, y que el audiovisual está a punto de
cambios similares, los poderes públicos deben
acompañar la necesaria adaptación del marco pedagógico a las
nuevas exigencias del sector. He venido hoy a dirigiros
mi aliento, y reafirmar mi apoyo a sus trabajos, con
Laurent WAUQUIEZ y Xavier BERTRAND, a quienes me alegro de que hayan
también renovaron su compromiso para el segundo año
de existencia de la Conferencia. Se trata de que el Estado sea coherente en su
acción global en favor de la prensa, cuyo único objetivo sigue siendo la
preservación y desarrollo de una prensa de calidad, pluralista y
independiente.

En los últimos tres años hemos desarrollado un plan de apoyo
excepcional destinado a acompañar a la prensa en una fase de
profunda reconstrucción, presenté ayer un presupuesto de las ayudas públicas
al sector que confirma, en 2012, la continuidad de nuestros compromisos contraídos
desde enero de 2009.

Este compromiso se ha traducido en un aumento considerable de
créditos destinados a ayudas públicas a la prensa, que se han más que duplicado
en los últimos tres años. Es una ayuda masiva en favor de
empresas, la infraestructura comercial e industrial, en favor de
todas sus fuerzas vivas, especialmente en las redacciones. Esta dotación
del presupuesto suplementario incluía, entre otras cosas, una contribución
del Estado al Compromiso de Desarrollo del Empleo y
de Competencias (EDEC) concluido el 30 de junio de 2009. Este plan en favor de la
formación continua ha permitido emprender más de 7.000 acciones de formación
entre 2009 y 2010. Al igual que el establecimiento de la Conferencia
Nacional de los Oficios del Periodismo, como la seguridad de la
remuneración de los periodistas plurimedios consagrada en la Ley de junio de 2009,
o la creación del fondo de apoyo a la prensa en línea, este EDEC participa
un impulso favorable a la adaptación y renovación de los
competencias dentro de las redacciones.

Todos los compromisos asumidos por el Estado al término de los Estados generales han sido
Estados Unidos. Medidas de competencia pública, aplicadas
entre 2009 y 2011, permitieron a la prensa francesa preservar sus
equilibrio económico considerablemente debilitados en el momento en que
atravesaba la crisis más grave desde la posguerra.

Por otra parte, han permitido acelerar su migración hacia un nuevo
modelo económico y nuevas organizaciones.

Un primer balance de las medidas adoptadas al término de los Estados generales ha llevado a
reforzar estas orientaciones en el presupuesto de 2012, con un
un acompañamiento más eficaz del sector en el marco de una
gobernanza renovada. El mantenimiento de las ayudas a la prensa a un nivel
históricamente alto se acompaña de una reforma de la gobernanza
ayudas a la prensa escrita. Entrará en vigor en enero próximo.

Su objetivo es mejorar la eficacia de la contribución pública,
permitir su adaptación permanente, en consonancia con el ritmo acelerado
cambios del sector, para no perder nunca de vista los verdaderos retos
de la profesión.

En la fidelidad a los principios que fundan el dispositivo francés de las ayudas a la
prensa - la defensa del pluralismo, la independencia de las empresas
prensa y redacciones, neutralidad, libertad de comercio y
la industria -, esta reforma se traduce en particular en la creación de un nuevo
espacio de diálogo entre la prensa y el Estado, que hará un balance de la
gestión de las ayudas durante el último año y debatirá sus
perspectivas de evolución estratégica.

Esta reforma se traducirá en la evolución inmediata de varias ayudas
directas. Con este espíritu, y tras una concertación profunda con
el conjunto del sector, que se creará un fondo estratégico para el
desarrollo de la prensa. La creación de este fondo responde a la necesidad
una mayor coherencia de determinadas ayudas. Se dedicará exclusivamente a
gastos de inversión y fusionará los dos principales fondos
actualmente dedicados a proyectos industriales y digitales.

En el marco renovado de las ayudas públicas a la prensa, donde los principales
beneficiarios y el Estado se comprometerán en los objetivos contractuales, tengo
Deseo introducir un nuevo dispositivo incitativo en favor de la formación
permanente. Velaré por que los convenios firmados entre
el Estado y los principales beneficiarios de las ayudas llevan también
mensajes fuertes en términos de responsabilidad social. A partir de 2012,
bonificaciones basadas en el fondo estratégico se concederán a
empresas de prensa que han realizado esfuerzos especiales en
cumplimiento de las normas de calidad, por ejemplo en los ámbitos del
desarrollo sostenible, la formación permanente, en particular en
de los equipos editoriales y, por último, de los compromisos en favor
de la diversidad y el reconocimiento de las minorías. Se trata de objetivos que
la prensa y el Estado comparten. La prensa desempeña un papel importante en la evolución
de la sociedad, y era lógico que los esfuerzos realizados en estos ámbitos
por las empresas sean reconocidos y valorizados, con el fin de crear un efecto
de entrenamiento positivo que beneficiará a toda la comunidad de
editores, y en general a todos sus colaboradores.

En el contexto actual de transformación de las empresas y de evolución
la cuestión de la formación profesional es
se ha convertido en un factor clave que debe situarse en la cima
de nuestras prioridades. Adaptar los oficios del periodismo a los nuevos
equilibrios mediáticos y reinventar las prácticas editoriales en la era del
digital es dar sentido al conjunto de las reformas emprendidas
desde hace tres años y del que el Estado se ha hecho garante.

2. las dos obras de la CNMJ

Conozco particularmente bien los desafíos y las dificultades del primero de los
dos proyectos en los que la Conferencia ha trabajado durante un año, el de
la armonización de los «referenciales» de la formación inicial. Se trata de
aclarar los criterios de excelencia en un dispositivo demasiado fragmentado que sirve
la orientación de los futuros graduados y, finalmente, el atractivo de toda una
profesión.

El reto de esta necesaria aclaración, lo compartimos en el campo
actividades culturales. Por ejemplo, con el Ministerio de Educación
superior y la Investigación, nos esforzamos por perseguir los
colaboraciones entre las escuelas superiores cultura y la universidad, dos
mundos históricamente separados en Francia. Esta enseñanza debe poder
alimentarse del contacto con el mundo universitario, como éste puede
enriquecer el vínculo con las prácticas de excelencia. La enseñanza superior
cultura participa ahora plenamente en la dinámica lanzada por
acuerdos de Bolonia, en beneficio de sus estudiantes.

Usted lo ha recordado justamente, señor Presidente, en su
introducción al programa de la segunda Conferencia: El periodismo,
es una profesión y oficios». En un contexto donde las prácticas
tan radicalmente, era importante recordar que los valores
son intangibles, e incluso deben reafirmarse. Es para la
la mayoría de los periodistas profesionales un sacerdocio, y para el gran
público, su marca de fábrica, me atrevería a decir su fondos
comercio».

La pregunta que tenemos que hacernos es menos sobre quién,
periódicos impresos, Internet, teléfonos móviles o tabletas,
ganará la batalla de los soportes en cinco años, sino más bien saber de
qué se harán los contenidos de mañana y que, en diez años, llevará
todavía en conocimiento de los ciudadanos una información digna de ese nombre,
¿Periodistas o «comunicadores»?

Allí reside todo el objeto y el interés de la CNMJ: recordar por una parte
el papel que puede desempeñar la formación inicial y continua en la defensa de
valores del periodismo, y por otra parte estudiar y proponer a la profesión
las vías de adaptación y enriquecimiento de la formación profesional
periodistas en el respeto de los valores fundamentales de un
periodismo consustancial a la vitalidad democrática.

La idea del «pasaporte profesional» responde a estas preocupaciones. He
recientemente leído que había que desconfiar siempre de las «ideologías» de
profesión: el leñador se presenta por supuesto como el mejor amigo de
el bosque y el periodista como el único guardián de la calidad de
la información». Si no se toma en cuenta la crisis y las certezas donde
se encierran unos pueden fomentar la emergencia de bienes de otros,
más cercanos al oficio de «comunicante» que al de periodista.

El primer medio de luchar contra todo tipo de malentendidos o
ambigüedades sobre el papel y el lugar del periodismo profesional en la
sociedad francesa es actuar contra el riesgo de no ser suficiente
entendido, y de distinguirse en medio de una oferta masiva de información ,
casi ensordecedora, procedente de canales cada vez más diversificados, entre los que
las redes sociales no son las menos activas. Por eso, creo
que el conjunto de la profesión, editores y periodistas, provengan
la prensa, los medios audiovisuales o los nuevos actores de la web,
reafirmar, con una sola voz, su adhesión a una base común de normas
ética compartida y conocida por el público más amplio. El segundo
medio, es demostrar mediante la práctica que estos compromisos se
traducen con hechos concretos. En este sentido, hay que considerar la idea del
«pasaporte profesional» propuesto por la Conferencia Nacional de
El periodismo como una de las herramientas operativas necesarias
Es absolutamente necesario hacer emerger como complemento del código de deontología.

Los debates que han prevalecido a lo largo de los trabajos del Comité de
sabios» animado por Bruno FRAPPAT muestra el camino, pero también la
la complejidad de un tema y la dificultad de llegar a una solución ideal.

He recibido de organizaciones profesionales y organizaciones
sindicatos, y les agradezco, la actualización de sus códigos y cartas
éticos. La pasión que ha animado en los últimos meses las discusiones alrededor
de un código deontológico único e inequívoco, y la vía finalmente elegida
por los diferentes actores, confirma hasta qué punto la profesión es consciente de
lo que está en juego. Por desgracia, también reveló hasta qué punto el debate sigue
encerrado en una lógica de defensa cuando hay que convertirlo en un objeto de
conquista y reconquista.

3. La diversidad: ¿una pista para la tercera conferencia?
Los trabajos actuales de la Conferencia deben continuar, los
representantes de la profesión se apoderarán de ellos espero que en sus
órganos paritarios. Para concluir, y puesto que la Conferencia se ha
para explorar proyectos de futuro para la profesión, y
renovar continuamente su programa, permítanme contribuir a ello
para el año que viene. Propongo que se pregunte sobre el lugar de
la diversidad en los medios de comunicación franceses, y en particular sobre la forma en que la
formación en periodismo, en las escuelas o a lo largo de toda la vida
una mejor consideración de la diversidad de la sociedad francesa.

Es una cuestión fundamental que afecta a la cohesión social de nuestra
países cuya cultura puede ser considerada a la vez como el fermento
y el cemento.

Si el futuro de la prensa puede parecer indeciso a algunos, no es
no es tan sombrío como parece. El problema
medios y revoluciones tecnológicas en curso es mucho menos
importante que el de la existencia y defensa de una profesión y
oficios. Y ver a todos los profesionales reunirse y trabajar
juntos dentro de la CNMJ es una señal muy alentadora
para el futuro del periodismo cuya excelencia y honor dependen de la
competencia, independencia y también valor. Permítanme
esta ocasión de saludar a algunos de vuestros colegas periodistas que, por
su valor y su compromiso sobre el terreno han hecho honor a su
profesión. Pienso en particular en Olivier SARBIL, herido en Sirte,
Mohamad BALLOUT, Chris HUBY, y Patricia ALLEMONIERE, heridos,
también en las últimas semanas en Libia, Palestina y
Afganistán.

El mayor peligro para la mayoría de nosotros no es fijarnos
objetivos demasiado ambiciosos y no alcanzarlos, es establecer
objetivos demasiado modestos y alcanzarlos»... Esta regla de vida que
atribuye a Miguel Ángel, figura magistral del Renacimiento, podría ser la
lema de la Conferencia Nacional de Periodismo que
aliento a que prosiga sus trabajos con un espíritu de apertura y de
que prevaleció en su creación.

Gracias