Sobre la base de los éxitos del Instituto Nacional del Audiovisual (INA) en materia de digitalización de los archivos audiovisuales, valorización de las colecciones y formación, el Estado y el INA acaban de ponerse de acuerdo en torno a un tercer contrato de objetivos y medios (COM), para el período 2010-2014. Los medios del INA se refuerzan en promedio en un 3%, para que pueda seguir siendo una referencia mundial en su campo de actividad: la gestión del patrimonio audiovisual en entorno digital. El contrato se articula en torno a dos misiones principales: proseguir en la salvaguardia y la digitalización de los archivos audiovisuales amenazados, y desarrollar sus actividades de enseñanza y de investigación.

En la era digital, el entorno en el que evoluciona la INA está marcado por la multiplicación de actores, el aumento de nuevos medios y la aparición de nuevos usos y soportes de difusión. Sobre el terreno de los contenidos, aparecen nuevas ofertas, con estrategias de programación innovadoras y modelos de negocio inéditos. A través de las redes globalizadas surgen nuevas prácticas culturales y nuevos usos educativos y sociales que desafían los enfoques tradicionales de la información, el conocimiento y los conocimientos. Este contexto ofrece oportunidades e incertidumbres. Basándose en los resultados obtenidos durante los dos primeros contratos de objetivos y medios, los ejes principales de este tercer contrato son ahora la transmisión de conocimientos y competencias y la continuación de la salvaguardia de los archivos audiovisuales.
- El objetivo de la INA será crear, en el seno del polo de investigación y de enseñanza superior (PRES) «Université Paris est», una carrera de excelencia en imagen y medios. Este polo «Imágenes y Medios de Comunicación» debe desempeñar un papel importante en materia de formación inicial y continua para los oficios del audiovisual y del digital y en materia de investigación en «ciencias y oficios de la imagen y del digital».
- El plan de salvaguardia y digitalización (PSN) de los archivos amenazados, iniciado con ocasión del primer COM (2000-2003), debe continuar durante este nuevo contrato por un importe de 51,6 millones de euros.
- Estos desarrollos se apoyarán en la puesta en marcha de un proyecto inmobiliario que permita tanto proteger los archivos digitalizados como desarrollar las capacidades de acogida del INA en materia de enseñanza y de investigación. El Estado financiará hasta un máximo de 55 millones de euros.
De conformidad con la ley, el proyecto de contrato se presentará próximamente a las comisiones de asuntos culturales y de finanzas de la Asamblea Nacional y del Senado, que disponen de seis semanas para emitir un dictamen, así como al Consejo Superior del Audiovisual.