Homenaje de Frédéric Mitterrand, ministro de Cultura y Comunicación, a Heinz Bennent

Una de las figuras más atractivas del teatro y del cine
europeos nos acaba de dejar. Muy querido en Alemania, Heinz
Bennent había sabido también conquistar al público francés, en particular en
doblando junto a Catherine Deneuve en uno de los más bellos
éxito de François Truffaut, «El último metro» y, más recientemente,
en «Princesa María» de Benoît Jacquot, donde encarnaba
atrapando al fundador del psicoanálisis, Sigmund Freund.
Durante su larga y muy rica carrera, se le habrá dado
actuar en unos 150 papeles, tanto en el teatro, el cine y la
televisión, y poner su talento al servicio de los más grandes
directores y directores: Ingmar Bergman, Volker Schlöndorff
Klaus Michael Grüber o Dieter Dorn.
Su brillante trayectoria fue la de un actor exigente, sutil,
seductor, cuyo primer amor seguía siendo la escena pero que
también muy feliz en cada una de sus incursiones en el séptimo arte.