Homenaje de Frédéric Mitterrand, ministro de Cultura y Comunicación, a Marie-Claire Pauwels

Con Marie-Claire Pauwels perdemos, demasiado pronto, una figura destacada
de la prensa femenina. Madame Figaro, que dirigió durante 26 años,
Mujeres, de las que tomó las riendas en 2008, dos revistas inmensamente
populares, llevan la marca de esta mujer de gusto y espíritu, que demostró
a lo largo de su rica carrera, su respeto por la mujer, el periodismo y el
escribir bien.

Continuadora de la obra de su padre, Louis Pauwels, uno de los fundadores del
Figaro Magazine, ella habrá sabido, a su manera apasionada y voluntaria, hacer
nacer y crecer una prensa femenina moderna y exigente, abierta al
mundo de la lectura.

Nos deja un libro que recibió el premio Roger-Nimier en 2003, Hija de papá,
donde, también allí, parece decir a las mujeres: «Es hora de ser uno mismo».