Frédéric Mitterrand, ministro de Cultura y Comunicación, acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión Europea de crear un estatuto de fundación europea.

Reduciendo los actuales obstáculos a la acción internacional de las fundaciones, la creación de este estatuto respetuoso del Derecho de los diferentes Estados miembros permitiría en efecto facilitar la implantación en otros países de la Unión Europea de fundaciones reconocidas de utilidad pública ya existentes, o incluso la creación de nuevas fundaciones; favoreciendo así la puesta en marcha de iniciativas privadas en favor de problemáticas transnacionales, en particular culturales.

El Ministro desea una decisión unánime de los 27 Estados en favor de este proyecto y su aprobación por el Parlamento Europeo.