El Estado adquiere para el establecimiento público del museo y del dominio nacional de Versalles una alfombra de la Real Fábrica de Jabonería procedente de la Capilla Real, reconocida como "Tesoro nacional".

Esta adquisición fue posible gracias al patrocinio de Total por un importe de 2 millones de euros*.

Esta alfombra excepcional por su calidad y perfecto estado de conservación, constituye uno de los cinco elementos centrales de un conjunto encargado por Luis XIV para cubrir el suelo de la nave de la Capilla Real.

Sobre fondo blanco narciso, esta alfombra presenta en su centro un cartucho de armas de Francia rodeado de collares de las órdenes de San Miguel y del Espíritu Santo, coronado por la corona real cerrada, y flanqueado por dos alas peladas; los palos reales, la mano de justicia y el cetro están dispuestos en collar. A los lados presenta guirnaldas de flores y frutos al natural, así como palmas verdes, palmetas y conchas. Está rodeado de haces azules degradados; adornado con hojas de laurel y presenta en cada ángulo una flor de lirio en un cartucho de hojalata. Esta alfombra única, que no muestra ninguna modificación de su estado de origen, no escapó al destino de las colecciones reales durante la Revolución: probablemente fue donada como pago a uno de los proveedores del Directorio y vendida por éste.

*Las disposiciones fiscales de la Ley de 1º de agosto de 2003 relativa al mecenazgo, las asociaciones y las fundaciones, completan las de la Ley de 4 de enero de 2002 relativa a los museos de Francia, para crear condiciones especialmente favorables a la entrada en las colecciones públicas, gracias al mecenazgo empresarial, obras reconocidas de interés patrimonial mayor por la Comisión Consultiva de Tesoros Nacionales.