Esta misión comprende tres capítulos, que completan o prolongan una serie de trabajos ya iniciados bajo la égida del ministro de Cultura y Comunicación.

En primer lugar, en línea con la misión Tessier y a partir de las conclusiones que ésta haya emitido, Christine Albanel llevará a cabo un trabajo de sensibilización ante la Comisión Europea y los ministros europeos encargados de la Cultura, para dar a conocer y aclarar la posición francesa sobre las propuestas de digitalización hechas a las bibliotecas públicas por empresas como Google.

En segundo lugar, a raíz de la aprobación de la Ley de 12 de junio de 2009 que, en particular, instituyó la Alta Autoridad para la difusión de las obras y la protección de los derechos en Internet (HADOPI), cuyos miembros están a punto de ser nombrados por el Primer Ministro, Christine Albanel evaluará las condiciones en las que el sector editorial podrá aprovechar este dispositivo para liderar la lucha contra la piratería de las obras escritas en las redes digitales.

Por último, sobre la base de las conclusiones de la misión Zelnik-Toubon-Cerutti para favorecer el desarrollo de la oferta legal digital en el sector del libro, Christine Albanel llevará a cabo un trabajo de concertación con los editores franceses destinado a facilitar su exposición en Internet y la aplicación, por estas empresas, de propuestas comerciales atractivas en línea.

La carta encomendada a la señora Albanel