Francia es rica en unos 1200 «museos de Francia» que se distinguen tanto por la riqueza de sus colecciones como por la calidad de su enfoque científico y pedagógico. Su valorización es una de las prioridades del Ministerio de Cultura y Comunicación.